Fotodermatosis, alergia al sol

Fotodermatosis, alergia al sol

La correcta exposición al Sol según los medios informativos como también las organizaciones de la salud producen efectos positivos en nuestro organismo como por ejemplo la síntesis de la vitamina D, necesaria para muchas funciones de nuestro interior, nos anima y nos hace sentirnos más alegres, pero, ¿qué ocurre cuando esto no es así y empezamos a notar efectos secundarios adversos? En este artículo vamos a desgranarte la conocida como alergia al Sol: la fotodermatosis.

¿Qué es la fotodermatosis?

Se podría definir a la fotodermatosis como una afección o afecciones que se enfocan en la piel del individuo que la sufre, debido a una mala exposición del Sol. En algunos casos no hace falta la actividad de tomar el Sol, ya que, simplemente poniendo la piel en contacto de una luz visible, puede ocasionar que se den estas situaciones alérgicas.

Dentro del rango, existen diferentes tipos de alergias al Sol o a la radiación de los rayos que este produce, por lo tanto, incluso si la persona realiza una sesión de bronceado por medio de rayos UV o incluso un tratamiento de luz infrarroja, podría verse afectado por este tipo de fotodermatosis.

Tipos de fotodermatosis

Actualmente existen muchas clases de alergias al Sol, siendo importante conocer cómo se han originado para conocer mejor su tratamiento, ya que, como hemos comentado unas líneas más arriba, no solo va a entrar en juego la exposición directa al Sol.

Fotodermatosis idiopáticas de origen desconocido

En algunas circunstancias es imposible detectar cual ha sido la causa exacta de porqué se ha dado esta alergia en la piel, lo que si se conoce que suele subdividirse en otras clases como la erupción polimorfa solar, que es la más común de todas y que suele aparecer sobre todo en mujeres que no pasan de los 30 años que ocurre sobre todo después de una exposición al Sol prolongada, sin importar que sea en las horas centrales del día o no.

Fotodermatosis de origen exógeno

En este caso de fotodermatosis nos encontramos dos factores influyentes, uno de ellos va a ser la toma de un medicamento que ha producido un efecto adverso a causa de la exposición solar. Suele ocurrir sobre todo en personas mayores o que deben tomar gran cantidad de fármacos.

Fotodermatosis de origen endógeno

Suelen estar producidas por unos niveles de porfirina muy altos. Además se han encontrado algunos factores en personas que debido a ciertos trastornos orgánicos, su producción tanto de mioglobina como de hemoglobina no es la correcta, provocando que a la luz del Sol aparezcan estos patrones en la piel, como si de una quemadura se tratase.

Dermatosis fotoagravadas

Cuando hablamos de dermatosis fotoagravadas, queremos referirnos a que el paciente ya tiene un problema alérgico en la piel, que se acentúa debido a los rayos del Sol o luz visible.

Genodermatosis

En este último caso de las fotodermatosis más comunes se encuentran los factores genéticos, ya que juegan un papel muy importante, debido a que, si se ha tenido familiares con alergia al sol, es muy probable que el sujeto también las sufra.

Causas de la fotodermatosis

Tal y como has podido comprobar, existen muchos tipos de fotodermatosis y cada una de ellas es causada por uno o varios factores. Aunque el principal problema determinante que va a producirlo es la exposición al Sol o a la luz visible, entre las causas se encuentran además algunos medicamentos, debiendo visualizar muy bien el prospecto para comprobar los posibles efectos secundarios, evitando en todo caso la luz solar si así se indica o te lo recomienda el especialista. Muchas cremas para la piel o cosméticas, al contener químicos, también pueden afectar a la piel, otro de los motivos de comprar siempre productos de calidad.

Por último, el factor genético juega un papel importante, ya que si en tu familia se detecta personas con alergias al Sol, es posible que la sufras, aunque la proporción no es muy elevada.

Síntomas de la alergia al sol

La sintomatología es variada, aunque por lo general va a presentar enrojecimiento de la piel en la zona que ha sido expuesta al Sol o los rayos ultravioleta. Sin embargo, si se sigue exponiendo la piel al Sol, se siguen tomando los medicamentos mientras se sale a la calle con luz visible, estos síntomas pueden empeorar, desde picores, ardor en la zona que se ha enrojecido, malestar general o incluso ampollas como si se hubiera quemado. Por este motivo es importante, que en el momento que se detecte estos síntomas en la piel, dirigirse a su médico para ser tratado o utilizar uno de los remedios para la fotodermatosis que te contamos a continuación.

Remedios naturales para la alergia al sol

Entre los remedios naturales que podemos utilizar para este tipo de alergia nos vamos a encontrar uno que es el más recomendable y que puede ayudarte a prevenir su aparición. Nos estamos refiriendo a los protectores solares. Actualmente en el mercado existen muchas gamas diferentes, desde las clásicas cremas, hasta las más novedosas como sprays. Antes de salir a la calle, aplícate el protector por toda la piel, sobre todo por aquellas zonas que es más habitual que se te enrojezca.

Siempre que puedas, evita salir en horas en las que el Sol esté más fuerte, mirando siempre que el índice de UV es 5 o menor, prefiriendo las primeras y las últimas horas del día. Si es importante salir ya que vas a trabajar o tienes que realizar alguna compra, coge siempre por la sombra, hidrátate y en la medida de lo posible utiliza protectores solares que tengan como factor de protección mayor de 30. ¿Quieres más remedios? Aquí encontrarás 6 más.

Compártelo en tu red social: