Tratamiento de la presbicia

Tratamiento de la presbicia

Qué es la presbicia

La presbicia, que también se conoce como vista cansada, es una anomalía visual que afecta a un mayor número de personas por encima de los 45 años. Se trata de un problema refractivo y tiene lugar cuando el cristalino, que es la lente natural que tenemos en los ojos, pierde, debido al paso de los años, su capacidad de enfoque. Normalmente se asocia al envejecimiento de los órganos y no se trata de una dolencia que se pueda prevenir, aunque actualmente sí existen varios tratamientos y operaciones quirúrgicas para corregirla que resulta muy eficaces

Síntomas de la presbicia

Asimismo, de entre los síntomas o señales que indican que se puede sufrir presbicia destacan la fatiga visual, el sentirse cansado cuando se está realizando alguna actividad con la que hay que ver de cerca o forzar la vista y también, sin duda uno de los signos más evidentes de este problema es la necesidad de mantener lo que se esté leyendo a una cierta distancia para poder enfocar bien la vista y leer con claridad.

Pero además, como consecuencia de forzar la vista pueden aparecer otros síntomas como el dolor de cabeza o el sentir mucho cansancio al tener que hacer alguna actividad para la que se tenga que ver de cerca, porque se estará forzando muchísimo la vista para conseguir ver bien.

Causas

De entre las causas de la presbicia, los expertos destacan que se trata de una dolencia que aparece a medida que la persona envejece, puesto que se van dando cambios en las proteínas del cristalino que lo vuelven mucho más rígido y por tanto menos flexible. Al mismo tiempo los músculos que lo rodean pierden elasticidad y así, conforme pasan los años, para el cristalino se vuelve mucho más difícil el enfocar cualquier tipo de objeto cercano.

Operación de presbicia

Existen diferentes tipos de tratamientos para la presbicia en la actualidad, puesto que se trata de una dolencia que no se puede prevenir pero si tratar y minimizar con algunos ejercicios. Los tratamientos u operaciones más conocidos son la implantación de una especie de lente multifocal y también el tratamiento con láser. El encargado de elegir la opción más adecuada para cada persona será siempre el oftalmólogo, después de una eficiente revisión en la consulta y la finalidad de estas técnicas es, por supuesto, terminar con la dependencia de las gafas y lentillas. Puedes encontrar las mejores clínicas para la Cirugía de Presbicia con Lente Multifocal en sanihub.com.

El primero de los tratamientos que se presentan, el tratamiento mediante lente, se basa en la extracción del cristalino y su sustitución por una lente intraocular de calidad, que permitirá a la persona que se realice la operación volver a recuperar casi toda su visión normal. Mientras tanto, en segundo lugar, el tratamiento con láser es muy parecido al que se usa para corregir otro tipo de problemas de vista como la miopía o el astigmatismo y se trata también de un buen procedimiento para corregir la vista cansada y mejorar la visión próxima y también la intermedia.

Ejercicios para la presbicia

Además de la operación, también existen diferentes ejercicios que pueden resultar muy interesantes para poder tonificar y relajar toda la musculatura de los ojos. Si te acostumbras a realizarlos de forma regular todos los días sin duda notarás la mejoría y hasta verás como desaparece esta dolencia que, aunque no se puede prevenir del todo, sí se puede tratar de la mejor forma posible.

El primero de los ejercicios que te recomendamos es que realices pequeños masajes alrededor de tus ojos y hagas algunas muecas para poder relajar toda la cara. A partir de aquí, el palmeo, que consiste en apoyar los ojos en las palmas de tus manos e intentar relajarlos todo lo que puedas, masajeándolos suavemente si fuera necesario. Es probable que tengas tensión en la zona de los ojos sin darte cuenta, así que, otro ejercicio interesante es el de crear una tensión consciente en esta zona para después relajarla y terminar así con los problemas de tensión extra. También es interesante el bizqueo, que es ideal para trabajar los músculos oblicuos de ojo y luchar contra la vista cansada.

Además los círculos, te ayudarán a trabajar tus músculos oculares y para hacerlo simplemente deberás hacer círculos con tu vista. Y, por último, otra gran opción es también la de mirar cerca y mirar lejos para poder trabajar tu visión de una forma diferente.

Miopía y presbicia

La miopía puede comenzar a cualquier edad temprana y a no ser que se realice una operación para corregirla, estará presente en la vida de quien la padezca toda su vida. Por contra la presbicia no aparece hasta los 40 o 45 años. Normalmente casi todas las personas miopes terminarán teniendo presbicia pues al tener un problema de refracción es bastante más sencillo terminar con la vista cansada al paso de los años (fuente: Wikipedia).

Astigmatismo y presbicia

Por otro lado, el astigmatismo es un problema en el enfoque visual que se debe a que la córnea es algo oval. Normalmente las personas con astigmatismo también tienen problemas de miopía o de hipermetropía. Los problemas de visión pueden ser similares a la presbicia, pero mientras el astigmatismo se debe a la morfología del ojo, la presbicia se debe a la rigidez del cristalino, con lo que no se trata de la misma dolencia, aunque por supuesto se podrán dar a la vez.

Compártelo en tu red social: