Tratamiento de la gastritis

Tratamiento de la gastritis

La gastritis es una enfermedad digestiva que afecta a un porcentaje de la población y poco a poco va a en aumento. Si tienes claro que sufres este problema o piensas que lo puedes estar sufriendo, esperamos que con este artículo puedas resolver todas tus dudas.

¿Qué es la gastritis?

La gastritis se produce cuando la mucosa gástrica se inflama. La mucosa gástrica es la capa que reviste al estómago y le protege de la acidez de los jugos gástricos que son usados para deshacer los alimentos.

La gastritis puede ser provocada por muchos factores, por lo que nadie está libre de poder sufrir este problema. Los fármacos, el alcohol o el tabaco suelen aumentar el riesgo de sufrir el problema, aunque el mismo puede ser producido por infecciones u otros factores.

Síntomas de la gastritis

Síntomas de la gastritis

La gastritis se puede manifestar de muchas maneras, por lo que vamos a ver los principales síntomas, los cuales pueden ser sinónimos de otros problemas gástricos. Aunque en otras ocasiones, el problema puede ser provocado directamente por la gastritis. Lo importante es que acudas a un profesional para que te examine y te pueda decir cuál es el problema real que estás sufriendo.

El síntoma más frecuente es el dolor o ardor de estómago. Pero también se puede notar si la persona tiene nauseas, eructos o incluso vómitos. Los casos más graves pueden provocar que los vómitos y o las heces vayan acompañados de sangre. En este caso es muy importante acudir rápidamente al médico para que nos diagnostique cual es el verdadero problema. Y es que la sangre es sinónimo de que algo en nuestro cuerpo no va bien.

Para que el médico pueda comprobar si estamos sufriendo una gastritis, tendremos que someternos a una gastroscopia. A través de esta prueba se conseguirá una pequeña muestra de la mucosa gástrica, la cual deberá ser analizada para ver si realmente estamos sufriendo gastritis.

Tratamiento para la gastritis crónica

El tratamiento depende del paciente y de sus síntomas. No todas las personas que sufran esta enfermedad deberán realizar el mismo tratamiento.

El primer remedio que el médico recetará al paciente para poner fin al problema es un cambio radical de dieta y de vida. Para poner fin al problema, se suele imponer al paciente una dieta rica en alimentos frescos y pobre en alimentos grasoso. Los productos ricos en grasas y procesados son mucho más complicados de digerir, obligando al estómago a realizar un mayor esfuerzo. Siguiendo una dieta adecuada, se deben dejar de lado los alimentos picantes. Se ha demostrado que los alimentos picantes son muy perjudiciales para las paredes del estómago.

Si el estudio demuestra que el problema viene dado por la bacteria Helicobacter pylori, entonces el médico pondrá rápidamente un tratamiento al paciente. El mismo tiene una duración de 7 a 10 días y es muy efectivo.

Si el problema ha venido dado por una anemia, entonces el médico te recomendará que apuestes por una dosis extra de vitamina B12. Este tipo de vitamina es muy buena para poner fin a la gastritis.

Tratamiento para la gastritis aguda

Tratamiento para la gastritis aguda

Si estás sufriendo esta enfermedad seguramente hayas buscado en Google Tratamiento Gastritis. Si este es tu caso, te vamos a mostrar los tratamientos que tendrás que realizar para poder conseguir que las paredes de tu estómago vuelvan a su estado inicial.

Para recuperar las paredes del estómago, es muy importante realizar una alimentación adecuada. Para ello no se deben tomar alimentos que la puedan dañar como alcohol, té o café. Además, es importante reducir en la medida de lo posible los alimentos picantes, los cuales son muy perjudiciales. Si acudes a tu médico, te darán una dieta adecuada para tu problema.

En muchas ocasiones se suele recomendar que el paciente tome antiácidos. Estos fármacos hacen que la acidez sea inferior, de aquí que la mucosidad pueda tener más probabilidades de regenerarse y volver a su estado normal. Siempre los debes tomar bajo prescripción médica. Recuerda, nunca debes automedicarte, ya que el remedio podría ser peor que la enfermedad.

Tratamiento de la gastritis atrófica

Para comenzar, el médico te recetará un tratamiento con una duración de 7 a 10 días. Este antibiótico luchará y eliminará la bacteria Helicobacter Pylori. Además, en muchas ocasiones el médico también recomendará al paciente tomar antiácidos, para conseguir que los ácidos puedan evitar que el medicamente haga su efecto. El objetivo es el de conseguir que las paredes del estómago se puedan renovar, con el fin de que el paciente vuelva a recuperar su salud digestiva.

Para conseguir tener éxito y no volver a sufrir la enfermedad, el paciente deberá cambiar su estilo de vida.

Una de las recomendaciones del médico será pasar de las 3 comidas habituales al día a 5 diarias. Esto ayuda al cuerpo a no tener que hacer frente a comidas copiosas y tener la fortaleza necesaria que una persona necesita durante todo el día.

Debes realizar una dieta mediterránea. Debes evitar incluir en tu dieta alimentos demasiado grasos y procesados. Estos alimentos no son buenos a la hora de realizar la digestión de manera correcta.

El médico también recomendará al paciente que elimine cualquier tipo de estrés que el paciente pueda estar sufriendo. En algunos casos, el médico incluso puede llegar a dar la baja a sus pacientes para que se recuperen del todo. Además, hay que dejar de lado los malos hábitos de la bebida o del tabaco.

Tratamientos naturales para la gastritis

Tratamientos naturales para la gastritis

Como bien hemos mostrado anteriormente, la gastritis puede ser eliminada por medio de fármacos. Pero muchas personas quieren poner fin a su problema a través de tratamientos naturales. En este caso te vamos a mostrar los más interesantes.

El jengibre es muy bueno para este problema. Este alimento ayuda mucho a solucionar cualquier tipo de problema gástrico. Si buscas proteger tu estómago, lo mejor que puedes hacer es tomarlo a través de zumos, aunque a través del té podrás conseguir muy buenos beneficios.

La raíz de regaliz es muy buena para ayudar a depurar el cuerpo y sobre todo para ayudar a limpiar el sistema digestivo. Además, es muy buena para combatir de manera directa y natural la bacteria Helicobacter Pylori.

El agua con limón es un líquido que puede parecer muy simple, pero que realmente da sus frutos. Gracias a la acidez del limón, el estómago dejará de producir jugos gástricos. Hay que añadir que el limón tiene un alto poder cicatrizante.

El Ginseng es un aliado para dejar los vómitos y ayuda a luchar contra las infecciones gástricas. El Ginseng debe ser tomado a través de infusión, por lo que el cuerpo no lo rechazará cuando se tenga nauseas.

Finalmente, si buscas aliviar el dolor abdominal y eliminar las náuseas, puede ser una buena idea apostar por el remedio de la patata cruda. Debes pelar una patata, lavarla y molerla muy bien. El resultado lo debes poner en agua durante una noche. Esta agua la deberás colar y beber. Es un remedio muy bueno para poner fin a los problemas gástricos, el cual se ha usado a lo largo de la historia.

Compártelo en tu red social: