Tratamiento para el tinnitus

Tinnitus

Si con frecuencia has percibido que tus oídos zumban continuamente o te hacen escuchar ruidos que no existen, debes saber que este no es un motivo que deba quitarte el sueño o preocuparte desmesuradamente por su salud. Quizás seas uno de los millones de personas con tinnitus, un padecimiento médico consistente en la escucha de ruidos, que no provienen de ninguna fuente sonora externa y real.

Los sonidos que los pacientes de tinnitus suelen escuchar pueden ser lo mismo suaves que fuertes, y simular soplidos, silbidos, susurros, zumbidos, rugidos, y muchas más. De ahí que algunos de los nombres alternativos del tinnitus sean silbidos en los oídos y zumbido de oídos.

En dependencia de la profundidad de la condición, la persona afectada puede llegar a escuchar escapes de aire, agua corriendo o sonidos similares a los que se escuchan cuando se acerca una concha marina al oído.

Hasta el momento el tinnitus no se considera un padecimiento de gravedad. Es muy común y casi todas las personas, por momentos y levemente, lo experimentan aunque sea por poco tiempo y tal vez sin percatarse de ello, ya que el tinnitus puede enmascararse en otros sonidos habituales. No obstante, aquellos que sí lo viven de forma continua y muy frecuente, desarrollan cargas de estrés preocupantes y padecen de dificultades para concentrarse o conciliar el sueño.

Por ello, es importante conocer a fondo las características del tinnitus y los posibles tratamientos para enfrentarlo.

Rasgos principales del tinnitus

Las causas de este padecimiento médico no han sido determinadas con exactitud, pero sí se ha podido identificar que es un síntoma de muchos problemas auditivos como infecciones, presencia de cuerpos extrañes, abundancia de cerumen, hipoacusia provocada por ruidos fuertes y síndrome de Meniere, que es un trastorno del oído interior que provoca a su vez vértigo, vómitos e hipoacusia.

Rasgos principales del tinnitus

Sin embargo, a pesar de no conocerse las causas exactas, tras años de estudio también se ha logrado establecer que consumir alcohol, cafeína, antibióticos, aspirina y otros fármacos determinados puede conllevar a experimentar ruidos auditivos.

Asimismo, en ocasiones el tinnitus es algo a lo que deben adaptarse los hipertensos, pues constituye un signo de presión arterial alta, así como de anemia o alergia. En menor medida, el padecimiento ha constituido una alerta de problemas mayores como tumores y aneurismas.

Por ello, es importante saber que a pesar de lo común y habitual que puede ser el tinnitus, si está asociado a otros males mayores, se debe acudir al médico. Por muy inofensivo que sea algo, siempre es mejor prevenir que tener que lamentar. Así, se recomienda consultar con especialistas cuando los ruidos auditivos aparecen tras un traumatismo craneal, se presentan con síntomas paralelas sin causa aparente como mareo, pérdida del equilibrio y náuseas, o se escuchan a un nivel y persistencia tal que resultan totalmente molestos, incluso tras el paciente aplicar algunas medidas de autoayuda tradicionales  para usted incluso después de aplicar las medidas de autoayuda como un incremento del descanso y la protección de los oídos de verdaderos ruidos externos.

Otro motivo para acudir rápido al médico es cuando el ruido experimentado es en un solo oído y se extiende por varias semanas o más tiempo.

Una vez en manos de especialistas, para valorar el grado y posible móvil del tinnitus en cada caso, el paciente puede ser sometido a exámenes de audiología/audiometría, que evalúan la hipoacusia; tomografías computarizadas y resonancias magnéticas de la cabeza, y angiografías.

Tratamiento del tinnitus

Cuando el doctor logra determinar una posible causa del zumbido de oídos, está en condiciones de recetar medicamentos o recomendar acciones determinadas, que ayudarán a contrarrestarlo.

Si la causa fuera un cuerpo extraño en el interior del oído, entonces el asunto sería fácil, pues con el retiro de este el padecimiento debería desaparecer. No obstante, no siempre es tan sencillo y las soluciones a valorar requieren un repaso de las medicaciones existentes que puedan ayudar al alivio del malestar.

Tratamiento para el tinnitus

A día de hoy, son varios los medicamentos que se han empleado para aliviar los síntomas de tinnitus, pero no todos funcionan por igual en cada caso, de ahí la importancia de basar la elección en criterios médicos y no por automedicación.

De igual forma, en el tratamiento al padecimiento se puede orientar el uso de un enmascarador de ruido, que no es más que un dispositivo que se lleva puesto como un audífono y ayuda a que no se perciban los ruidos, o al menos los minimiza.

Los enmascaradores emiten sonidos bajos directos al oído que pueden ser incluso compases de una música relajante. Así, compensa los sonidos molestos que escucha a toda hora el paciente.

De los audífonos podemos agregar también que existen algunos especiales que disminuyen los ruidos auditivos y potencian los sonidos exteriores, provenientes de fuentes reales.

La importancia de asistir al otorrinolaringólogo ante un tinnitus persistente y severo es incuestionable. Nadie mejor que los especialistas para inclusive asesorar al paciente y recomendarle, en aquellos casos en que los tratamientos resultan inútiles, algunas técnicas que lo enseñen a convivir con el padecimiento, sin que este afecte el normal desenvolvimiento de sus rutinas diarias ni lo sumerja en un profundo estrés.

Antes de cerrar debemos aclarar que existen algunas terapias alternativas que han resultado efectivas en algunos casos de tinnitus, pero antes de probar una, lo recomendable es que el afectado se asesore y sea un médico quien lo instruya si tomarla o no, pues en definitiva estos métodos alternativos no han sido comprobados.

Compártelo en tu red social: