Tratamiento para la hernia de hiato

Tratamiento para la hernia de hiato

¿Estás interesado en aprender sobre la hernia de hiato? Pues en este artículo analizamos al detalle este defecto anatómico localizado en la unión gastroesofágica. Si sigues leyendo encontrarás todo sobre su origen, las causas que la provocan, los síntomas más comunes, los posibles tratamientos y algunas medidas preventivas que resultan útiles tener en cuenta.

¿Qué es la hernia de hiato?

La hernia de hiato o hernia hiatal es una afección que responde a una anomalía estructural del cuerpo humano, en la cual la unión gastroesofágica (donde se unen el estómago y el esófago) se encuentra desplazada hacia el tórax, por un orificio del diafragma conocido como hiato esofágico.

Las hernias de hiato se clasifican en dos tipos fundamentales según su naturaleza. El primer tipo es la hernia deslizante descrita anteriormente la cual tiene una tasa de aparición muy alta (cerca de un 90%); y el segundo es la hernia paraesofágica en la que ocurre la ruptura del estómago sin que exista movimiento en su unión con el esófago. Como una tercera variante se puede dar el caso de una hernia hiatal que combine estos dos tipos.

El diagnóstico de los pacientes con hernias de hiato (tanto deslizantes como paraesofágicas), se realiza mediante los estudios radiográficos y endoscópicos pertinentes.

Hernia de hiato

Causas de la hernia de hiato

Las causas de la hernia de hiato son muy variadas, el debilitamiento del tejido del diafragma puede estar condicionado por una predisposición genética, algún tipo de patología o factores de diferentes índoles como la obesidad, el envejecimiento, el tabaquismo, el estrés, etc.

Cualquier esfuerzo continuo que ejerza presión sobre la cavidad abdominal (como el estreñimiento) o la torácica (una tos crónica), también puede contribuir al desplazamiento del estómago hacia el hiato del diafragma.

Debido al deterioro natural del músculo diafragmático, las hernias de hiato son más comunes en las personas de edad avanzada (a partir de los 50 años). En los niños esta protusión del estómago generalmente responde a una causa congénita, que también puede estar relacionada con el reflujo gastroesofágico en bebés.

Síntomas de la hernia de hiato

Las hernias hiatales por sí solas no suelen acarrear problemas de importancia para la salud, ya que en la mayoría de los casos son de tamaño reducido y asintomáticas. A pesar de esto este trastorno tiene una acción directa sobre el mecanismo anti-reflujo del cuerpo, por lo que dentro de los síntomas más comunes que refieren los pacientes se encuentra el reflujo del ácido gástrico hacia el esófago (conocido como reflujo gastroesofágico), el cual puede provocar un dolor torácico moderado.

Como complicaciones derivadas del reflujo gastroesofágico pueden aparecer otros síntomas como la tos crónica, la afonía y problemas en las vías respiratorias. Los daños en el esófago producto de la inflamación y la irritación que provoca la regurgitación de ácido gástrico son conocidos como esofagitis, que en los casos más severos pueden conducir a una lesión llamada esófago de Barret o incluso al cáncer del esófago. Sin embargo estas consecuencias que vienen acompañadas solamente de una hernia de hiato, tienen un riesgo de aparición relativamente bajo.

Fundoplicación de Nissen

Tratamiento de la hernia de hiato

El tratamiento de la hernia de hiato puede tener un enfoque médico o quirúrgico, en dependencia de la sintomatología del paciente. En una primera instancia se indica un tratamiento a base de fármacos, los cuales tienen como objetivo reducir la acidez estomacal, fortalecer el músculo esofágico inferior para que el ácido no se estanque en el esófago, así como también prevenir otras complicaciones severas.

Además el médico puede recomendar al paciente hacer algunos cambios en su dieta y estilo de vida, como bajar de peso, dejar de fumar, evitar las comidas pesadas y en grandes cantidades, elevar el cabecero de la cama, etc. En aquellos casos en que la hernia hiatal es causada por una situación de estrés, se orientan terapias para el tratamiento de este trastorno.

Cuando no se obtienen resultados con el tratamiento médico o la herniación trae consigo complicaciones de importancia para la salud, entonces se recomienda un procedimiento quirúrgico conocido como fundoplicación de Nissen. En este abordaje se realiza la corrección de la hernia mediante una cirugía laparoscópica, a través de la cual el cirujano es capaz de envolver el estómago con el esófago para evitar la reaparición del reflujo gastroesofágico. La tasa de éxito de este procedimiento es bastante alta y tiene una recuperación bastante rápida.

¿Cómo prevenir la hernia de hiato?

La prevención de la hernia de hiato está determinada por el control de los factores de riesgo que se han logrado identificar como causales de este trastorno.

Controlar la obesidad puede ayudar a aliviar la presión del volumen abdominal sobre los órganos localizados en esta zona, y de esta manera prevenir la protusión estomacal.

Las personas fumadoras deben considerar dejar de hacerlo, ya que el tabaquismo también puede estar asociado a la aparición de una herniación de este tipo.

Las personas que padecen estreñimiento deben tratarlo de manera oportuna incrementando la ingesta de fibra dietética y líquidos, para evitar así que la zona abdominal sufra con los esfuerzos que demandan las evacuaciones.

Como otra de las medidas que pueden seguir las personas con una predisposición genética se encuentra evitar acostarse o agacharse inmediatamente después de haber ingerido alimentos.

Compártelo en tu red social: