Tratamiento para la osteoporosis

Osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad sistémica esquelética muy frecuente en las personas de edad avanzada, sobre todo en las mujeres, caracterizada por el descenso de la masa ósea y el deterioro de la microarquitectura y consistencia de los huesos. Esto supone para quienes la padecen un aumento en la fragilidad de los huesos y por tanto, del riesgo de sufrir fracturas.

Desafortunadamente, este padecimiento no presenta síntomas que permitan prevenirlo o contenerlo a tiempo. De ahí que haya sido llamado por muchos años como epidemia silenciosa y que quienes lo padecen no lo concienticen hasta que la enfermedad se delate con una fractura.

La osteoporosis afecta a unos 75 millones de personas en Europa, Estados Unidos y Japón. En el caso específico de España, los estimados plantean que dos millones de mujeres la padecen y que al menos una de cada tres, y uno de cada cinco hombres mayores de 50 años, sufren cuando mínimo una fractura osteoporótica en su vida.

Dada esta fuerte presencia de la enfermedad en nuestro país, y su frecuencia en los adultos mayores a nivel mundial, el presente artículo se propone dar a conocer sus principales elementos y características, enfatizando en el tratamiento adecuado para la misma, para minimizar sus dolencias y efectos.

Datos de interés de la osteoporosis

Las posibilidades de padecer osteoporosis están condicionadas por la cantidad o nivel de masa ósea que tenga una persona al llegar a la edad adulta. Mientras mayor sea esta, menos riesgo de contraer la enfermedad, ya que el descenso habitual que experimenta con el paso a la vejez, se siente menos en el organismo.

Sin embargo, el envejecimiento y el grado de disminución de la masa ósea no son lo único que provoca la enfermedad. Esta también tiene componentes genéticos y hereditarios. De ahí que un descendiente de una madre con osteoporosis tenga menor masa ósea que un hijo o hija de una madre libre del padecimiento.

Además de estos elementos, la osteoporosis está relacionada con el estilo de vida de cada cual.

Tipología de la osteoporosis

Así, vidas marcadas por la desnutrición, hábitos alimenticios incorrectos, falta de ejercicio físico y medicación con algunos productos que aceleran el proceso de degradación ósea, son otros factores que favorecen la aparición de la enfermedad.

No obstante, es oportuno señalar que la causa fundamental del desarrollo de la osteoporosis en las mujeres, quienes más la padecen, es el proceso menopaúsico. Esto se debe a que la desaparición de la función ovárica incrementa la resorción ósea, causa y síntoma principal del mal.

Por el hecho de que es asintomática, muchas personas desconocen que tienen osteoporosis hasta que se produce una fractura, causante de un agudo dolor. Sin embargo, los estudiosos de la enfermedad han señalado que algunas fracturas vertebrales también pueden no ser percibidas debido a que no producen ese dolor intenso y ante la falta de síntomas, las personas no acuden al médico, lo que impide frenar la pérdida de masa ósea y disminuir los riesgos o condiciones favorables para otras fracturas.

Entre las fracturas más comunes de la enfermedad están las que se producen en el fémur proximal, el húmero, vértebras y antebrazo distal, conocido como muñeca.

Tipología de la osteoporosis

Los especialistas identifican tres tipos de osteoporosis: la posmenopáusica, la senil y la secundaria.

Osteoporosis posmenopáusica: Está causada principalmente por la carencia de estrógenos y es padecida en general por mujeres con edades entre los 51 y los 75 años de edad, aunque mujeres más jóvenes y mayores pueden también desarrollarla.

Osteoporosis senil: Es el resultado de una deficiencia de calcio, que genera un desequilibrio entre las velocidades de degradación y regeneración ósea, y que puede estar determinada por la edad. Mayormente este tipo impacta a mayores de 70 años, sobre todo a mujeres.

Osteoporosis secundaria: es aquella derivada de otras enfermedades como pueden ser la insuficiencia renal crónica y determinados trastornos hormonales. De igual forma puede estar ocasionada por el consumo de determinados fármacos como los corticoesteroides, anticonvulsivantes, barbitúricos y hormona tiroidea en cantidades excesivas.

Tratamiento para la osteoporosis

Tratamiento de la osteoporosis

Aunque cuando hablamos de tratamiento nos referimos a las acciones, medidas y medicamentos que tomamos para el control de una enfermedad, es importante destacar que muchas veces la prevención es el mejor antídoto contra todo padecimiento.

Por ello es válido destacar que para enfrentar la osteoporosis lo mejor es seguir un conducto de normas o patrones en nuestro estilo de vida, que impidan o hagan pequeño el proceso de degradación ósea, causante de la enfermedad. Estas acciones preventivas se desprenden de todo lo dicho hasta aquí, y entre ellas podríamos mencionar la asunción de un estilo de vida donde los ejercicios físicos estén presentes, el consumo de calcio, abundante en la leche y los derivados lácteos, y vitamina D sea en cantidades suficientes, y se eviten hábitos nocivos y aceleradores de la osteoporosis y otras enfermedades como el consumo de tabaco y alcohol.

Estas acciones también son válidas para quienes padecen la enfermedad, pues contribuyen a enfrentar la enfermedad y contrarrestar sus efectos.

Igualmente, sí ya se padece osteoporosis, existen tratamientos basados en el consumo de fármacos que, si se hace de forma continua durante varios años, logran ralentizar y detener el proceso de resorción ósea.

Estos fármacos son denominados inhibidores de la resorción y algunos de ellos son los estrógenos, calcitoninas, bisfosfonatos como etidronato, alendronato y risedronato, moduladores selectivos de los receptores estrogénicos como el raloxifeno, y las estatinas, que se empleaban antes para la disminución del colesterol en sangre.

En sentido general, el objetivo de los tratamientos a la osteoporosis establecida es evitar las fracturas osteoporóticas y en caso de que ya exista alguna, prevenir la aparición de otras.

De todo esto se desprende que lo mejor entonces para tratar la osteoporosis, es luchar para que no irrumpa en nuestras vidas. No obstante, si así sucediese, es importante conocer los medicamentos y acciones que la disminuyen y controlan, para evitar que tome el control y nos someta a una existencia dolorosa y molesta. 

Compártelo en tu red social: