Tratamientos de la gonorrea

Tratamientos de la gonorrea

Más de 700.000 casos de gonorrea se diagnosticaron en Estados Unidos en solo año. Esta cifra suele evidenciar como este padecimiento es una de las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) más comunes en estos tiempos.

Aunque la cifra resulta específica para una nación, deviene en señal de alerta pues la población más afectada es aquella con edades comprendidas entre los 20 y 24 años de edad.

Identificada como una enfermedad que abunda en las grandes ciudades, la gonorrea es una enfermedad para la cual existe cura. En el presente artículo conocerás en qué consiste la gonorrea, así como el tratamiento que terminan con la bacteria que la produce.

¿Qué es la gonorrea?

La gonorrea es una ETS que afecta tanto a hombres y mujeres y que puede manifestarse o no con síntomas. Conocida también como blenorragia o gonococia, la enfermedad se transmite por contacto sexual y puede infestar zonas como el ano, la uretra, el cuello del útero, la vagina, el pene y la garganta.

Esta enfermedad puede traer consecuencias serias si no se trata a tiempo pues puede reproducirse y crecer con mucha facilidad en las zonas húmedas. Aunque existe cura para este padecimiento aún se precisa seguir estudiando para mejorar su diagnóstico y consiguiente tratamiento.

Causas de la gonorrea

La gonorrea como se explicaba anteriormente es una de las ETS que se transmiten con más frecuencia en la población mundial. Este padecimiento es provocado por la Neisseria gonorrhoeae, una bacteria que además se puede contagiar de madre a hijo durante el parto.

Síntomas de la gonorrea

Esta enfermedad invade tanto a hombre como a mujeres. Suele hacer evidentes sus síntomas entre los dos y los cinco días de haber sido contagiada la persona; aunque se conoce que este momento suele tardar más en los hombres. No obstante, esta enfermedad puede ser asintomática o no, encuestas revelan que el 80 por ciento de las mujeres presentan leves o ningún síntoma, mientras el 10 por ciento de hombres tampoco posee síntomas.

Si se establece una diferenciación de la manifestación de la gonorrea entre el hombre y la mujer se puede decir que la mujer puede advertir un aumento del flujo vaginal, ardor al orinar, aumento de las micciones, irritación en la garganta, dolor intenso en la parte baja del abdomen, fiebre, dolor al tener relaciones sexuales.

Por su parte, en los hombres la enfermedad se manifiesta con dolor y ardor al orinar, incremento de la frecuencia de las micciones, aparición de una secreción blanca-amarillenta en el pene, inflamación de la uretra, sensibilidad e inflamación de los testículos, así como irritación en la garganta.

La gonorrea suele asociarse a otras ETS como la clamidia. Se ha probado que el 50% de los casos de gonorrea están relacionados con la clamidia. También es bueno que sepas que entre el 15 y el 20 por ciento de las mujeres que poseen gonorrea llegan a sufrir una enfermedad inflamatoria pélvica, que suele manifestarse sobre todo durante el período menstrual.

Síntomas de la gonorrea

En ese momento, la persona comienza a sentir dolor bajo vientre, fiebre, y puede incluso tener sangrado vaginal anómalo. Esto es algo que debe seguirse de cerca pues puede conducir a la formación de accesos en las trompas de Falopio y provocar infertilidad.

Por su parte, los hombres pueden también padecer a causa de la gonorrea de epididimitis, lo cual puede traducirse en esterilidad.

Otra cosa importante es que en ocasiones la bacteria deja los aparatos genitales y se introduce en la sangre. Esto ocurre a un tres por ciento de las personas que sufren de gonorreas. En este estado la persona siente fiebre, dolor articular, escalofríos, sensación de malestar general, y dolor en los tendones de las muñecas o los talones.

Tratamiento de la gonorrea

Como se explicaba anteriormente, la gonorrea es una ETS que tiene cura. Sin embargo, para terminar con la bacteria que la provoca es preciso cumplir con exactitud lo que el médico indique tras un examen minucioso.

Antes de indicar el tratamiento, el médico toma cultivos del cuello de la matriz, en el caso de la mujer, y de la uretra, en lo hombres, del recto y de la faringe ante la sospecha de la presencia de gonococo.

El procedimiento para ello consiste en extraer con la punta de un palillo la muestra y ponerlo en un cultivo especial para ver si se desarrolla la Neisseria gonorrhoeae.

Como la gonorrea es una infección bacteriana el tratamiento consiste en ingerir antibióticos. Debes saber que si bien antes se eliminaba con la penicilina, la bacteria se ha hecho resistente y actualmente se combate con la ceftriaxona vía intramuscular. A este medicamente se le añade otro antibiótico que suele ser la doxicilina porque esta elimina la clamidia, otra ETS asociada a la gonorrea.

Como es lógico, el tratamiento contra la gonorrea se realiza en pareja. Asimismo, debes saber que si el cultivo realizado por el médico da positivo el tratamiento se debe realizar aunque no se presenten síntomas.

Tras ser medicado el paciente no quedan con anticuerpos residuales capaces de regenerar la bacteria, aunque esto no exonera a la persona de contagiarse nuevamente con gonorrea.

¿Cómo prevenir la gonorrea?

Toda persona sexualmente activa corre el riesgo de contraer gonorrea si mantiene relaciones desprotegidas. Debes saber que la gonorrea se transmite ya sea a través del sexo anal, vaginal y oral.

La mejor manera de prevenir la gonorrea es usando preservativo en cada una de las relaciones sexuales. Asimismo, mantener una pareja estable es otra forma de alejar este padecimiento de ti.

Compártelo en tu red social: