Tratamientos del herpes genital

Tratamientos del herpes genital

¿Qué es el herpes genital? ¿Qué causa esta enfermedad? ¿Tiene cura? ¿Qué se puede hacer para evitarla? Esta son algunas de las preguntas que podrás responder este artículo, pues su objetivo es alertar sobre el herpes genital y sus consecuencias para el organismo.

Y es que tal padecimiento integra la lista de la Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) que con más frecuencia se advierte en la población sexualmente activa, que practica el sexo sin protección.

Esta enfermedad es altamente contagiosa. Y es que aunque la persona portadora no presente lesiones puede infestar a quien sostenga con ella relaciones sexuales vaginales, anales y orales sin protección.

¿Qué es el herpes genital?

Dolor, llagas y picor en la zona genital son algunas de las molestias que padecen, de manera general, las personas que padecen del herpes genital, una ETS que pueden tener tanto hombres como mujeres.

El herpes genital no tiene cura por lo que la persona infestada portará el virus toda su vida. Las lesiones de esta enfermedad suelen desparecer y aparecer de manera cíclica aunque existen factores que conducen al desencadenamiento de un brote, tales como el estrés, cirugías, fatigas, menstruación y alguna enfermedad.

De tal forma, se considera que el herpes genital constituye una infección de transmisión sexual que se manifiesta a partir de episodios repetidos. Se manifiesta mediante una erupción de ampollas, dolorosas, en la zona de los genitales.

Las zonas más afectadas por la sesiones de esta enfermedad son el pene y el escroto en los hombres y la vulva, la cérvix y la vagina en las mujeres. También es recurrente encontrarlas en la boca, la cara interna de los muslos y  ano.

En las mujeres la manifestación del herpes suele ser más fuerte y con más frecuencia. Y es que este virus se aloja en el interior de las células nerviosas, protegido por los anticuerpos; razón que hace que el organismo intente eliminarlo pero no lo consiga.

De tal forma, el virus se mantiene en períodos de latencia, lo cual quiere decir, que pasado un tiempo el individuo afectado reactiva su patología y vuelve a sentir dolor y a visualizar las llagas.

Herpes genital

Para las mujeres este virus trae consigo numerosas consecuencias. Y es que el herpes genital se hace acompañar muchas veces del papiloma humano (HPV), es decir con el que orina las verrugas características del condiloma.

Por su parte, las mujeres embarazadas que padezca de HSV-1, o  HSV-2 deben recibir buen seguimiento médico pues durante el parto corre el riesgo de que el bebé se infeste, provocándole al recién nacido una meningitis herpética, infecciones crónicas de la piel, viremia herpética, y la muerte en última instancia.

El virus del herpes también afecta con gran fuerza a las personas inmunodeprimidas, entre los que destacan los que sufren de SIDA, los que reciben quimioterapia, y/0 radioterapia.

Causas del herpes genital

El herpes genital es resultado del virus es causado por dos virus que pertenecen al grupo herpesvirus hominus. Denominados como herpes simple tipo 1 (HSV-1) y como herpes simple tipo 2 (HSV-2).

Estos virus son transmitidos por contacto sexual y  aunque las cifras indican que una de cada mil personas sufre de esta patología. Si dos personas poseen distinto herpes genital y mantienen relaciones sexuales desprotegidas es posible que se mesclen las patologías, fundamentalmente a través del contacto sexual-anal.

Por otra parte, debes saber que, por ejemplo, el herpes oral comienza a desarrollarse durante la niñez. Por lo que se considera que el 80% de quienes están infestados pueden haber adquirido el herpes de manera no sexual.

Síntomas de la del herpes genital

El herpes genital es una ETS que suele ser asintomática, a menos que la persona tenga las lesiones, o manifestar síntomas que pasan desapercibidos. Los síntomas de este padecimiento se manifiestan de forma diferente en cada persona, pero suele ser común que durante el brote inicial se refleje una especie de estado gripal. De tal forma, se sienten dolores musculares, de cabeza, fiebre, e inflamación de los ganglios linfáticos en la ingle.

No obstante, se considera como síntoma inicial de esta enfermedad el dolor o picor. A esto sucede, en pocos días, la aparición de pequeñas prominencias rojas o ampollas de color blanco. Posteriormente esas protuberancias revientan y se transforman en úlceras que sangran y que con el tiempo se forman costra para luego sanar. Durante el período en que la persona posee la úlcera, generalmente, se siente dolor al orinar.

Las personas con un sistema inmune débil suele tener numerosos episodios de lesiones durante el año; mientras que en las que lo presentan normal el virus permanece como dormido, según especialistas.

xx2

Por lo general, las infecciones provocadas por el herpes genital suelen aparecer después de una relación sexual, por situaciones de estrés o exposición intensa al sol. Resulta válido aclarar que muchas de las personas que están infestadas con herpes desconocen su situación por la levedad de los síntomas, lo cual hace que la enfermedad sea más peligrosa aun.

En los hombres, las llagas propias de la enfermedad se manifiestan sobre el pene, las nalgas, los muslos, el escroto, el ano, y en el interior de la uretra. En las mujeres las lesiones pueden aparecer en el interior de la vagina, los genitales externos, el cuello uterino, el ano y las nalgas.

Las mujeres embarazadas con herpes genital pueden infestar a sus bebés durante el parto. En caso de que la mujer posea llagas al término de su embarazo el niño debe nacer por cesárea porque las consecuencias de que adquiera el virus pueden ser nefastas para él.

Tratamiento del herpes genital

El herpes genital es una ETS que no tiene cura. Los medicamentos que se indican en estos casos solo pueden reducir los síntomas y las posibilidades de contagiar a otras personas.

Para contribuir a la calidad de vida del paciente se indican antivirales que contribuyen a sanar las llagas, disminuir la severidad de los síntomas, y disminuir la repetición de episodios.

Entre los medicamentos más empleados se encuentran Aciclovir (Zovirax),    Famciclovir (Famvir) y Valaciclovir (Valtrex). Cuando las personas presentan complicaciones graves deben ser hospitalizadas para recibir el tratamiento vía intravenosa.

¿Cómo prevenir el herpes genital?

La prevención del herpes es difícil porque como se explicaba anteriormente muchas veces la persona no conoce que está infestada y no posee síntomas evidentes.

No obstante, cuando se tiene relaciones sexuales con alguien enfermo que no presenta las lesiones, en ese momento, se disminuyen las probabilidades de contagio.

Para prevenir el contagio lo mejor es usar preservativo. Este tiene la capacidad de frenara la propagación del virus. De tal forma, lo mejor es usar preservativo de manera sistemática.

Compártelo en tu red social: