Tratamientos para la candidiasis

Tratamientos para la candidiasis

¿Se ha afectado tu flujo vaginal? ¿Tienes prurito y dolor al miccionar? Lo más probable es que se trate de un caso de candidiasis. Prepárate a decirle adiós con estos remedios naturales que hemos recopilado para ti.

¿Qué es la candidiasis?

¿Sabías que en nuestro cuerpo habitan más microorganismos que células? Estas bacterias, hongos y demás microbios componen lo que se denomina microbioma humano, un equilibrio que nos aporta numerosos beneficios, pero que también puede acarrear ciertas desventajas. Por ejemplo, cuando el número de bacterias que habitan en las zonas mucosas del cuerpo humano se halla desfavorecido, algunos hongos como la Candida albicans se multiplican hasta provocar una infección, en este caso conocida como candidiasis.

La candidiasis puede tomar lugar en algunas zonas como la boca, la vagina y el tracto digestivo, caracterizadas por la presencia de membranas mucosas. Generalmente, este tipo de patología afecta más a las mujeres que a los hombres, llegando a padecerlas un 75% de ellas, especialmente durante la etapa de la pubertad.

Causas de la candidiasis

De manera general, se identifica la obesidad, el tabaquismo, el embarazo o la diabetes como algunos factores de riesgo en relación a la candidiasis. Adicionalmente, el no cambiarse de ropa periódicamente (o el uso de prendas ajustadas como la lycra) puede provocar la aparición de esta enfermedad, puesto que la propia sudoración del cuerpo produce zonas húmedas propicias para los hongos.

Por otra parte, el consumo excesivo de azúcar y harinas blancas (refinadas) alimentará también a los hongos, mientras que la suplementación prolongada con antibióticos puede reducir el nivel de bacterias en el organismo y alterar el equilibrio microbiano del cuerpo. En personas con un sistema inmune anormal, como los enfermos de sida o aquellos individuos que hayan experimentado una intervención quirúrgica reciente, también poseerán mayores posibilidades de contraer candidiasis.

Contrario a lo que se piensa, la candidiasis no se transmite durante las relaciones sexuales, aunque puede existir un riesgo en personas bajo la suplementación de anticonceptivos y esteroides.

Síntomas de la candidiasis

Los síntomas de la candidiasis pueden determinarse según la zona donde se presenten:

Piel: Toma lugar en los pliegues cutáneos como las axilas, la ingle y debajo de los senos. También puede presentarse en las uñas. Se caracteriza por pústulas o protuberancias que estallan dejando fisuras e intenso dolor.

Boca: Denominada además como mugget oral, este tipo de candidiasis ocurre con mayor frecuencia durante la lactancia materna o en personas con inmunidad defectuosa. Los síntomas se componen de placas blancas sobre piel, acompañadas de sangramiento, escozor y dolor al comer.

Tracto digestivo: Su principal síntoma es la dificultad para deglutir, acompañado de ardor y dolor. En muchos casos se considera una extensión propia del mugget oral que puede llegar a otros órganos como el estómago y el intestino. En este último caso, el dolor abdominal y las heces con sangre son los síntomas más evidentes. 

Sistema respiratorio: Causa afonía, afectación de los bronquios, tos, esputo y fiebre. Los análisis médicos pueden revelar la presencia de placas blancas propias del mugget oral.

Sistema reproductor: En personas del sexo femenino se denomina candidiasis vaginal y es la más frecuente. Se debe a una alteración del pH vaginal por lo que toma lugar especialmente durante el embarazo. Ardor intenso, inflamación tanto de la vulva como de la vagina, y coloración roja. El flujo vaginal puede ser además espeso y de color blanquecino.

En cuanto a los hombres, la infección se produce en el prepucio y el glande del pene. Las pequeñas pústulas que se forman provocarán prurito hasta estallar e irritar la zona. Si la enfermedad se prolonga por más de una semana, probablemente se deba a una afectación del sistema inmune, la diabetes o un régimen suplementario de antibióticos.

Aparato excretor: Ante una inflamación de la vejiga urinaria (cistitis), se podrán encontrar microorganismos Candidas en la orina, por lo general en pacientes diabéticos, con sonda o bajo tratamientos con antibióticos. Los síntomas incluyen fiebre, picor y ardor al orinar.

Sangre: Se manifiesta a través de la endocarditis candidósica, que puede causar infartos producto de la formación de émbolos en el torrente sanguíneo a partir de grandes concentraciones de hongos Candidas.

Síntomas de la candidiasis

Tratamiento de la candidiasis

Para poder establecer el diagnóstico, el especialista realizará un examen del flujo vaginal, lo cual permitirá, a través de un análisis microscópico, determinar el número de levadura presente en la muestra. A partir de los resultados, podrá indicarse un tratamiento con antifúngicos, por vía oral, aplicados externamente o mediante comprimidos. Adicionalmente pueden utilizarse un tratamiento tópico con pastillas antimicóticas como Miconazol, Cotrimazol o Fluconazol.

Algunas cremas sin prescripción médica pueden aplicarse sobre la vagina, aunque esto debilitará el efecto anticonceptivo de los preservativos. Lo más prudente es consultar al médico antes de emplear cualquier tratamiento por nuestra cuenta, así como ante la ineficacia del tratamiento indicado (generalmente suelen ser eficaces a los siete días).

¿Cómo prevenir la candidiasis?

En el tema de la prevención de la candidiasis, existen numerosos recursos que podemos emplear. Por ejemplo, habituarnos a ingerir una taza de yogurt de manera diaria, puede contribuir a equilibrar el número de bacterias en nuestro organismo. Además, no debemos utilizar duchas vaginales, puesto que pueden eliminar algunos tipos de bacterias en la vagina encargadas de protegerla contra infecciones.

Del mismo modo, es fundamental evitar el uso de ropas ajustadas o de materiales sintéticos como el nylon, que además de dificultar la circulación pueden provocar que la sudoración propia del cuerpo termine irritando algunas zonas sensibles como los genitales y las mamas. En cambio, opte por prendas confeccionadas de algodón. En el caso de los bañadores, deben ser repuestos inmediatamente después de nadar por ropas secas y más desahogadas.

Tampoco utilice aerosoles vaginales ni productos que puedan irritar la vagina, como algunos geles y lociones corporales, si bien lo más idóneo es emplear jabones sin perfumar. Por otra parte, y si nos encontramos bajo una suplementación de antibióticos, consulte con su médico la opción de contrarrestar los efectos de esta medicación con píldoras y cremas fungicidas.

Remedios caseros

A continuación, brindamos un grupo de recetas caseras que puedes emplear para eliminar la candidiasis de manera eficiente y natural:

Yogurt: Además de ingerir este poderoso alimento, también podrás aplicarlo sobre la zona infectada con una porción de canela en polvo y esperar a que seque. Empléalo durante cinco días.

Ajo: Realiza un licuado de ajo con agua o ingiere dos dientes crudos diarios. Los efectos no se harán esperar.

Lavanda: Vierte flores frescas de lavanda en un recipiente con agua hervida, deja reposar y aplícalo sobre el cuerpo diariamente.

Caléndula: Junto con hojas de manzanilla, aceite de almendras y unas gotas de aceite de árbol de té, podrás preparar una solución efectiva para untar sobre la zona infectada.

Manzanilla: Este remedio consiste en emplear un litro de agua hervida con cuatro cucharadas de cola de caballo, cuatro de tomillo, e igual cantidad de gayuba y manzanilla. Cuela la solución y enjuágate a diario.

Bicarbonato de sodio: Mezcla tres cucharadas de bicarbonato de sodio en un litro y medio de agua y repasa por la piel durante dos semanas.

Salvia: Utiliza la salvia para tus baños de asiento con cinco litros de agua. También puedes emplear tomillo y lavanda.

Compártelo en tu red social: