Tratamientos para la tricomoniasis

Tratamientos para la tricomoniasis

La tricomoniasis es una de la Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) más comunes en el mundo occidental. Si bien para esta enfermedad existe cura su tratamiento debe realizarse tal como lo indique un especialista pues puede traer consecuencias negativas, sobre todo para la mujer.

Se considera que en Estados Unidos más de tres millones de personas padecen de esa patología, y que de ellos solo el 30 por ciento manifiesta algún síntoma. Se evidencia una mayor presencia de la enfermedad en las mujeres que en los hombres y en las personas mayores que en los jóvenes.

¿Qué es la tricomoniasis? ¿Qué causa esta enfermedad? ¿De qué manera se elimina la bacteria que la produce? Estas preguntas serán respondidas en el presente artículo, pues a la tricomoniasis está dedicado.

¿Qué es la tricomoniasis?

La tricomoniasis es una ETS muy común que se produce por un parásito y se transmite cuando se tienen relaciones sexuales desprotegidas con una persona contagiada.

Durante el acto sexual, el parásito suele transmite del pene a la vagina, de la vagina al pene, o de una vagina a otra. Esta enfermedad se transmite de un individuo a otro aunque no se evidencien síntomas en la persona infestada.

En las mujeres la parte que se afecta con más frecuencia es la parte baja del aparato genital, es decir la vulva, la vagina o la uretra; mientras en los hombres es la uretra la zona infestada. Este parásito casi nunca se extiende a otras partes del cuerpo como la boca, las manos o el ano.

Causas de la tricomonasis

La ETS conocida como tricomoniasis es originada por un protozoario unicelular (Trichomonas vaginalis), es decir por un parásito minúsculo que solo se transmite de persona a persona mediante el sexo.

Síntomas de la tricomoniasis

Los síntomas de la tricomoniasis suelen variar de una persona a otra, e incluso pasar desapercibido. De hecho se considera que muchas personas viven con esta infección y no lo saben.

En el caso de la mujer los síntomas más evidentes son la secreción vaginal abundante, de color blanquecino, grisáceo, amarillento o verdoso con mal olor. Enrojecimiento y dolor genital, dolor al orinar y al tener relaciones sexuales.

En las féminas, quienes sientes más efectos que los hombres, los síntomas suelen empeorar durante el período menstrual. Por su parte, las infestadas con VIH / SIDA poseen más riesgo de contagiarse que el resto.

Por su parte, los hombres casi nunca poseen síntomas visibles, sobre todo en la etapa inicial de la enfermedad. El único indicio que les puede indicar la presencia del parásito es el dolor al orinar. No obstante, aunque no tenga señales es portador de una enfermedad con la que puede contagiar a su pareja.

Tricomoniasis

Debes saber que no se recomienda tener relaciones sexuales cuando se está infestado, y en caso de tenerlas siempre deben ser con preservativo para no correr el riesgo de re-infestación.

Tratamiento de la tricomoniasis

El tratamiento contra la tricomoniasis debe realizarse en pareja para que los dos queden desinfestados y no se inicie un ciclo en el que ninguno de los dos quedará sano.

Para combatir esta enfermedad suelen aplicarse una dosis única de metronidazol, o un ciclo de Clotrimazol durante siete días en el caso de las embarazadas, durante el primer trimestre de gestación.

En ocasiones el metronidazol no alanza a exterminar la bacteria. Ente esto lo primero es cerciorarse de que ambos miembros de la pareja esté haciendo correctamente el tratamiento. Si es así se procede a recetar una dosis más alta que se tomará durante siete días.

En el caso de la mujer el tratamiento vía oral se complementa con el tópico sobre el área de la vagina. En caso de que se presente una tricomoniasis sensible al metronidazol se aplicará un tratamiento vía intravenoso con Mebendazol, Furazolidona y la Anisomicina.

También sirven para tratar esta enfermedad el Clotrimazol, Tinidazol, Ornidazol, Nimorazole y el Miconazol, ideales sobre todo para cuando la mujer está embarazada.

Haber tenido una vez tricomoniasis no exonera a la persona de la posibilidad de reinfestarse. Según las estadísticas 1 de cada 5 personas se infectan otra vez al pasar tres meses de concluido el tratamiento. Debes saber además que el tiempo ideal para reiniciar las relaciones sexuales es una semana después de estar libre de la bacteria.

Si bien la trichomona no es una de las ETS más invasivas puede derivar complicaciones. Y es que aumenta las probabilidades de contraer otras ETS y provocar inflamación genital.

Por su parte, durante el embarazo puede conducir a que la madre tenga un parto prematuro y que el bebé nazca bajo peso.

¿Cómo prevenir la tricomoniasis?

Sin dudas la manera más efectiva de prevenir una infección de tricomoniasis es usando preservativo. De tal forma, emplear condones de látex en cada relación sexual es el primer paso. Igualmente importante es mantener relaciones estables.

También es bueno charlar con la pareja de la presencia de las ETS y sus riesgos. No obstante, si la pareja llegar a contagiarse ambos deben realizar, estrictamente, el tratamiento indicado por el médico.

Compártelo en tu red social: