Tratamientos para las jaquecas

Jaquecas

Millones de personas en el mundo sufren de migrañas. Este padecimiento también conocido como jaquecas causa, entre otras cosas, fuertes dolores de cabeza, por lo que resulta muy molesto para aquellos que lo enfrentan. En nuestro portal abordaremos este tema, así que si quieres conocer un poco más sobre las jaquecas y sobre cómo tratarlas, te recomendamos el siguiente artículo.

Dentro de las miles de afecciones que aquejan a los seres humanos, una de las más comunes es la migraña o jaqueca. Este es, literalmente, el dolor de cabeza de muchísimas personas de todas las edades, que tienen que aprender a vivir con ella por el resto de su vida.

¿Te gustaría conocer un poco más sobre este padecimiento y sobre cómo tratarlo? Pues hoy en nuestro portal abordaremos este tema.

¿Qué es la migraña o jaqueca?

La migraña o jaqueca es un intenso dolor de cabeza, que puede causar pulsaciones en la misma. Generalmente, afecta a un solo lado de la cabeza, pero ocasionalmente puede afectar a ambos lados.

Es una cefalea repentina que puede estar antecedida por algunos síntomas visuales, gastrointestinales o neurológicos. Estos síntomas previos son conocidos como aura y son la antesala para las crisis de cefalea que sufrirá la persona migrañosa.  

Aunque por lo general se asocia a dolores de cabeza, la migraña no siempre se expresa a través de estos. Esta enfermedad crónica puede durar entre 4 y 72 horas y provocar náuseas, vómitos e hipersensibilidad a la luz o al ruido.

La migraña o jaqueca suele manifestarse por primera vez en personas de entre 10 y 30 años y en algunos casos desaparece pasados los 50 años. Suele atacar mayormente a las mujeres y se cree que puede ser transmitida genéticamente.

Causas de la migraña o jaqueca

Se dice que la migraña o jaqueca tiene su origen en una actividad anormal del cerebro, cuya causa exacta aún se desconoce. Este cambio en el cerebro afecta el flujo sanguíneo y los tejidos que se encuentran alrededor.

Asimismo, este padecimiento puede tener carácter hereditario, pues se aprecia mayormente en personas cuyos familiares cercanos padecen de migraña. Sin embargo, existen otros factores que pueden desencadenarla, como por ejemplo:

Causas de la migraña o jaqueca

Edad: la migraña suele desencadenarse durante la etapa infantil tanto en niñas como niños, pero luego de los cambios hormonales producidos durante la pubertad, aumenta su presencia en las mujeres.

Cambios hormonales: este padecimiento puede agravarse durante los periodos de ovulación y la menstruación. También el uso de píldoras anticonceptivas pueden empeorar las crisis de jaquecas. Durante el embarazo se suele apreciar una mejoría temporal y en la menopausia puede llegar, incluso, a desaparecer.

Factores ambientales: los cambios climáticos o de temperatura pueden desencadenar las crisis migrañosas, así como la exposición a luces y ruidos muy fuertes, las pantallas de las computadoras y la estancia en alturas elevadas.

Ingestión de alcohol: algunas bebidas alcohólicas pueden ser causa de un ataque de jaquecas. Específicamente, los vinos tintos o de burdeos son conocidos potenciadores de la migraña.

Dieta y hábitos de alimentación: los malos hábitos alimenticios, como saltarse los horarios de comida, pueden potenciar la aparición de la migraña. Asimismo, existen alimentos que contribuyen a estas crisis de cefaleas, sobre todo aquellos que contienen glutamato monosódico MSG, tiramina o que han sido conservados con nitratos.

Irregularidades en el sueño: tanto dormir demasiado como hacerlo muy poco, puede desencadenar las crisis de migraña.

Herencia: realmente este factor aún  o está totalmente admitido, pero hay algunas investigaciones en formas especiales de migraña que sitúan en el cromosoma 9 al gen que puede transmitirla.

Estrés: el estrés puede ser un factor desencadenante de la migraña, pues pone en tensión cada parte de nuestro cuerpo. Intenta relajarte y distraerte en momentos estresantes para evitar la aparición de fuertes dolores de cabeza.

Café y cigarros: luego de ser un consumidor asiduo de cafeína, abstenerse de ella por largos periodos de tiempo puede provocar fuertes dolores de cabeza, al igual que fumar o estar expuestos constantemente al humo de cigarrillos y/o tabacos.

Tratamientos para las jaquecas

Síntomas de la migraña o jaqueca

Las primeras señales de advertencia cuando se aproxima una crisis de migraña, son llamadas aura o pródromo, y no son más que irregularidades en la visión de la persona afectada. El aura suele manifestarse por igual en ambos ojos y puede implicar efectos como visión borrosa, dolor ocular o un punto de pérdida transitoria de la visión. 

Asimismo, otros aspectos de este momento previo pueden ser la depresión, el bostezo continuo, problemas de concentración y para expresarse correctamente, mal humor, ausencia de apetito y náuseas. No obstante, no toda persona presenta un aura antes de las jaquecas, ni todas las auras preceden a una cefalea. Estos síntomas previos pueden durar desde unos minutos hasta 24 horas antes de las crisis migrañosas.

Durante las jaquecas, pueden experimentarse algunos de los síntomas propios de la etapa previa o aura paralelamente a los dolores y malestares del padecimiento. Por lo general, estos dolores de cabezas van empeorando a medida que pasa el tiempo. Suelen sentirse como fuertes latidos en uno o ambos lados de la cabeza o en las zonas detrás de los ojos o del cuello.

Son crisis cuya duración oscila entre 6 y 48 horas y pueden estar acompañadas de fatigas, aumentos de los deseos de orinar, vómitos, debilidad o entumecimiento de las extremidades, sensibilidad extrema a las luces y los sonidos, sudoraciones y escalofríos.

Luego de la desaparición de la crisis, llega un momento llamado resaca migrañosa en el que pueden percibirse síntomas como ensimismamiento, dolor en el cuello y sensación de falta de sueño.

Tratamiento de la migraña o jaqueca

Por lo general, todas las jaquecas producen dolores de cabeza, pero varían en la duración en intensidad según la persona. Por esta razón, los tratamientos de esta dolencia difieren según los casos presentados.

Las migrañas o jaquecas pueden tratarse de varias maneras, lo mismo mediante fármacos que con la ausencia de ellos. Los fármacos más utilizados en cuanto al alivio de las jaquecas son los analgésicos (aspirinas, paracetamol) y los antiinflamatorios (ibuprofeno), sobre todo en los casos de dolores leves o moderados.

Los tratamientos sin fármacos se traducen en terapias físicas y de comportamiento, en las que el paciente se somete a una serie de actividades físicas leves y ejercicios mentales (como el yoga, meditación, masajes) o a un régimen alimentario que ayuden a contrarrestar los patrones desencadenaste de los ataques de migraña.

Para los casos más extremos existen inyecciones administradas por un médico en algún servicio de urgencias o en una consulta regular, así como también puede hablarse de las terapias preventivas diarias con el fin de evitar los ataques o disminuir su intensidad y frecuencia.    

Prevención de las migrañas o jaquecas

Muchas personas consideran la prevención de las cefaleas migrañosas mucho más importante que el propio tratamiento. Al tener conocimiento de algunos factores que pueden desencadenar las jaquecas, se puede hacer un intento por evitar la aparición de estas.

Para prevenir su aparición, solo tienes que hacer algo muy sencillo: asegurarte de llevar una vida saludable. Bebe una buena cantidad de agua diaria (se recomiendan 2 litros al día); consume alimentos sanos, libres de nitratos o conservantes; lleva un ritmo de vida pausado para evitar las situaciones estresantes en la medida de lo posible; evita el consumo de alcohol y el fumar tabaco; respeta las horas de sueño recomendadas (entre 6 y 8 horas para los adultos).

Compártelo en tu red social: