10 mitos sobre las enfermedades de transmisión sexual (ETS)

10 mitos sobre las enfermedades de transmisión sexual (ETS)

Cuando hablamos de ETS, tenemos que dejar claro que estamos hablando de enfermedades de transmisión sexual. Esas enfermedades son causadas por bacterias, virus u hongos que se transmiten a través del contacto sexual.

Actualmente hay más de 30 ETS registradas, aunque es verdad que, de todas esas, solo ocho son las más comunes. Aun así, son muchas y hay que tener cuidado con ellas para evitar contagiarnos. Por ese motivo, hemos decidido crear un listado de mitos sobre las enfermedades de transmisión sexual. Al conocer dichos mitos, será más fácil prevenirlas y en consecuencia más complicado contagiarnos.

1- Todas las ETS se curan

Normalmente solemos pensar que las ETS son desagradables, pero con el paso del tiempo todas las enfermedades se curan. Pero no es así, hay algunas variables que no se curan.

Uno de los ejemplos claros lo tenemos con el VIH, una de las enfermedades de transmisión sexual más conocidas. A día de hoy es una enfermedad incurable. Es verdad que el avance sobre la enfermedad hace que los síntomas sean menores, pero de momento no se puede curar. Por ese motivo, hay que tomar las medidas de precaución adecuadas para certificar que la probabilidad de contagiarnos será baja.

2- No se pueden tener varias ETS a la vez

Es otro de los mitos que algunas personas piensan que es verdad. Pero no es así, es más, es probable sufrir varias ETS a la vez si no tomamos las medidas de precaución adecuadas.

Normalmente, cuando una persona se contagia, el sistema inmunitario se suele debilitar en la lucha contra la enfermedad, lo que hace que sea mucho más probable sufrir otra ETS, sobre todo si tenemos relaciones con otra persona contagiada con otra variedad. Por ejemplo, suele ser bastante común que la clamidia y la gonorrea se den a la vez. Es importante eliminar este mito de la cabeza.

3- El preservativo es una barrera infalible

Sin lugar a dudas, el preservativo es una gran medida de protección que todo el mundo debería usar. No solo se presenta como una buena barrera contra las ETS, sino que también es una barrera muy buena para evitar el embarazo no deseado.

Es importante tener claro que las enfermedades de transmisión sexual no solo se pueden coger durante el coito, también durante el sexo anal y oral. En ocasiones, el contacto piel con piel de los genitales también puede provocar la infección, como es el caso de las úlceras o las verrugas. Por ese motivo, es vital tener claro que el preservativo es una gran barrera, pero el riesgo de contagio seguirá presente. Las escorts de AndreaTesla siempre usan preservativo para prevenir el embarazo y las ETS. Pero tienen claro que deben tener en cuenta otras medidas de seguridad para reducir el riesgo de contagio al máximo.

4- Es mejor usar varios preservativos a la vez

Las escorts nos comentan que solo hay que usar un preservativo a la vez. No hay que cometer el error de ponerse dos a la vez en búsqueda de más protección.

Como nos informan las escorts, cuando una persona se pone dos preservativos, lo único que hace es perder protección. El uso de dos o más preservativos hace que la protección sea mucho más baja porque el movimiento puede romper la fricción. Eso significa que usar varios preservativos a la vez aumenta el riesgo de contagio y de embarazo no deseado. Con uno es suficiente.

5- El VIH es lo mismo que el sida

Normalmente tendemos a pensar que los dos términos hacen referencia a lo mismo, pero son dos conceptos diferentes.

El VIH es el virus, mientras que el SIDA son las siglas correspondientes a Síndrome de la Inmunodeficiencia Adquirida, es decir, es la enfermedad que se desarrolla a través del contacto con el virus.

Para que te hagas a la idea, hay personas contagiadas de VIH, pero nunca llegan a desarrollar SIDA.

Si sufres una ETS no te vas a volver a contagiar

6- Si sufres una ETS no te vas a volver a contagiar

Puede parecer un mito difícil de creer, pero muchas personas sí lo creen. Desde ahora mismo podemos asegurarte de que no es así. Una persona que supera un ETS puede volver a contagiarse en cualquier momento. Es más, como hemos comentado anteriormente, hay personas que pueden sufrir varias a la vez. Eso demuestra que siempre somos propensos a sufrir la enfermedad.

A todo eso, hay que añadir que hay algunas variedades de ETS que pueden durar toda la vida. Y, aun así, se pueden sufrir otras ETS.

7- Todas las ETS siempre van acompañadas de síntomas

Aunque pueda parecer que todas las enfermedades realmente provocan algún tipo de síntoma, no siempre es así. En ocasiones, la enfermedad está presente, pero no presenta ningún síntoma. Eso significa que somos portadores y podemos contagiar a otras personas sin darnos cuenta.

El problema de sufrir una ETS sin síntomas es que no somos conscientes de la misma, lo que provoca un riesgo elevado para las personas con las cuales vamos a tener relaciones sexuales. Por ese motivo, las escorts siempre se suelen hacer exámenes médicos periódicos para asegurarse de que no tienen ningún tipo de enfermedad que pueda contagiar a los clientes.

8- Las ETS son debido a la promiscuidad

Es verdad que cuantas más parejas sexuales tengamos, mayor es el riesgo de contagiarnos. Pero tenemos que tener claro que, si tomamos medidas de seguridad, es más fácil evitar dichas enfermedades.

Recuerda, la protección es importante cuando tenemos relaciones con la misma pareja o con diferentes. Aun así, hay que dejar claro que, si siempre se tienen relaciones con la misma persona, la probabilidad de contagio será mucho más baja.

9- Las ETS son cosa de jóvenes

Algunas personas todavía piensan que las ETS sólo son enfermedades que afectan a los jóvenes por no tomar medidas de precaución, pero no es así. Cualquier persona tiene riesgo de infectarse, independientemente de la edad que tenga. La única persona que está libre de infección es la persona que no tiene relaciones sexuales.

Para evitar riesgos, siempre hay que tomar precauciones. Como se suele decir, es mucho mejor prevenir que curar.

10- La higiene ayuda a evitar las ETS

La higiene es una cosa y las enfermedades otra. Es verdad que para poder disfrutar de una buena relación sexual es fundamental mantener una buena higiene genital. Pero eso no quiere decir que ya no tengamos probabilidades de contagiarnos de una ETS. 

Compártelo en tu red social: