7 trucos para evitar lesiones en tu entrenamiento

7 trucos para evitar lesiones en tu entrenamiento

La realización de algún deporte o cualquier tipo de actividad física reporta enormes beneficios para el estado de salud en general, pero la omisión del calentamiento o una deficiente ejecución de los ejercicios de estiramiento pueden traducirse en la pérdida de aptitudes físicas provocadas por lesiones de distinta envergadura, algunas de ellas potencialmente graves que pueden mantenernos inactivos durante semanas. Para que esto no te ocurra, vamos a darte 7 trucos para evitar lesiones en tu entrenamiento y mantenerte en forma al tiempo que mantienes al cuerpo en unas condiciones óptimas.

Lleva el equipamiento necesario

Cada deporte y actividad requiere de unos accesorios distintos para llevarla a cabo correctamente. Cascos, guantes, suelas especiales, rodilleras, petos… No utilizarlos una vez puede que no tenga consecuencias graves, pero perpetuar esta carencia tendrá enormes consecuencias en tu organismo a nivel físico y puede que incluso metabólico. Conocer de antemano qué vas a necesitar te puede ahorrar muchos disgustos, te hará sentir más confiado y preparado para realizar tus actividades físicas y evitarás sufrir algún tipo de lesión.

Dedícale tiempo al calentamiento

Las tareas de calentamiento sirven para aclimatar los músculos y las articulaciones al esfuerzo al que van a verse sometidos en breves instantes. Calentar deprisa y mal o, directamente, saltarse el calentamiento va a provocar que no puedas rendir a tu capacidad máxima, dañando los tejidos musculares y provocando daños en las articulaciones que te dejarán impedido para las siguientes sesiones. Aunque llegues tarde a una clase o tengas que acudir a una cita ineludible después de entrenar, dedícale un par de minutos a relajar los músculos para mantenerte en plena forma y evitar daños causados por un esfuerzo excesivo sin la aclimatación adecuada.

Conoce las reglas de los deportes de contacto

Los deportistas más propensos a sufrir lesiones son los que participan en los denominados deportes de contacto, donde se requiere realizar unos movimientos determinados entrando en contacto con el cuerpo de otra persona. Estos son los más peligrosos para tu cuerpo, ya que un golpe mal dado o un despiste pueden desembocar en una lesión y obligarte a abandonar provisionalmente el entrenamiento hasta que te rehabilites por completo.

Por ello, es vital que conozcas las normas del deporte en el que juegas. Estas no se redactan para limitar la capacidad de los participantes, sino para evitar daños graves por una mala praxis o para evitar perjuicios de diversa índole. Es importante que conozcas la normativa para no poner en riesgo tu integridad física ni la de los demás.

Una retirada a tiempo es una victoria

No te animamos a abandonar a las primeras de cambio, ya que el deporte también curte en valores y la perseverancia y la recompensa del esfuerzo en el trabajo también se aprende haciendo deporte e interactuando con los demás. No obstante, no debes sobrepasar tus límites y debes prestar atención a las señales que te manda el cuerpo. Un ligero pinchazo, un cosquilleo intermitente o unas punzadas repentinas suelen ser señal de que algo no está funcionando como debería. Con todo el dolor de tu corazón, tendrás que decir basta cuando notes que, realmente, no puedes más. La extenuación y el agotamiento no son nada favorecedores y también tienes que conocer tus límites para no sobrecargar de faena a tu cuerpo, así que para cuando lo necesites y tómate tu tiempo para recuperarte adecuadamente. Retirarte cuando los síntomas son leves, antes de sufrir una lesión más grave, es siempre la opción más recomendable.

Organiza tu semana en el calendario

Si pretendes ser constante, tomarte días de reposo es vital para no sobrecargar al cuerpo. Un entrenamiento es más efectivo cuando le das reposo al cuerpo, ya que le permites recuperar sus facultades mientras se va curtiendo en el entrenamiento. Por ello, es enormemente recomendable que elabores un calendario con los días en los que tienes previsto entrenar y los que son para descansar o dedicar a otras actividades menos extenuantes.

No descuides el aporte emocional

Un deporte debe practicarse por gusto, porque se pasa bien y porque lo disfrutas. El estrés y la competitividad son aspectos innatos en algunos de ellos, pero nunca deben pesar más que la recompensa por el esfuerzo y el balance tras una jornada de actividad física siempre debe ser positivo. A veces le damos demasiada importancia a las lesiones físicas y nos olvidamos de las heridas emocionales que puede generar la no integración en un determinado equipo, sobre todo a edades tempranas. La realización incorrecta de una actividad nunca justifica un trato irrespetuoso y altanero, a ninguna edad y en ningún momento de la vida, por lo que no debes forzarte a ir a disgusto si ves que no te está reportando beneficios emocionales.

Haz caso a tu entrenador personal

Bien por perseverancia o para mantenerse motivados, muchos recurren a los servicios de un entrenador personal que los acompañe durante sus rutinas. Es una excelente opción contar con uno, sobre todo para tener a una figura capaz de monitorizarte y asesorarte sobre las mejores formas de llevar a cabo el ejercicio.

Pero el papel de un entrenador personal va mucho más allá. Por ejemplo, los entrenadores personales acreditados de FiveStarsFitness con acreditación europea EHFA nivel EQF3 y EQF4 cuentan con los conocimientos anatómicos y biomecánicos de las articulaciones necesarios para garantizar la incidencia negativa sobre tu musculatura, enfocan cada pauta en torno a la correcta preservación de la salud durante la actividad física, son capaces de entrenar de manera simultánea la fuerza, la resistencia y la velocidad, además de valorar la flexibilidad y cómo es aplicada al deporte. Todo ello forma parte de los objetivos del curso de entrenador personal de FiveStars International Graduate School que cada aspirante a entrenador debe alcanzar satisfactoriamente para adquirir las competencias necesarias.

Compártelo en tu red social: