Audífonos, ¿cómo elegir tipo adecuado para ti?

Audífonos, ¿cómo elegir tipo adecuado para ti?

En la actualidad tenemos una amplia variedad de audífonos. Eso es bueno porque cada persona puede elegir el que más le interesa, pero en ocasiones puede ponernos en complicaciones porque no sabemos cuál elegir. Si te encuentras en esta situación, este artículo te será de gran ayuda. A lo largo de las próximas líneas te queremos mostrar las diferentes opciones para que te resulte más fácil encontrar el modelo adecuado.

Cómo funciona un audífono

En la actualidad podemos encontrar una amplia variedad de audífonos digitales y todos cuentan con las mismas partes básicas. De esa manera se consigue que el sonido se amplifique y la persona lo pueda escuchar correctamente según la pérdida auditiva que tenga. En lo que sí hay diferencias es que hay modelos que funcionan con una pila tradicional y los más modernos ya incluyen pilas recargables.

El funcionamiento es sencillo. A través de un pequeño micro se recoge la señal o sonido. Con un chip se convierte el sonido en un código digital adaptado a la pérdida de audición que tenga la persona. La señal amplificada se vuelve a convertir en ondas sonoras y se envían al oído. Lo más común es que esa transmisión se realice a través de los parlantes, aunque comúnmente se suelen conocer como receptores.

Tipos de audífonos

Como podemos ver con la ayuda de los expertos en audición de Audicost, hay diferentes tipos de audífonos entre los que podemos elegir. Todo dependerá del presupuesto y la pérdida de audición de la persona. Los más usados son los siguientes:

Audífonos CIC

También conocidos como audífonos de conducto. La ventaja de esta variedad es que cuentan con un diseño que permite introducir el audífono en el interior del conducto auditivo. Son perfectos para las personas que tienen una pérdida de audición leve o moderada.

Destaca por tener un tamaño muy pequeño y por ser muy poco visible, de aquí que sea un tipo de audífono muy demandado por las personas que se preocupan por su aspecto físico. No suele captar el ruido del viento y no suelen contar con muchas funciones adicionales como control de volumen o micro bidireccional.

Audífonos ICT

También son audífonos de conducto. Se elaboran a medida para que encajen correctamente en el canal auditivo de la persona que lo va a usar. Son otra opción interesante para las personas que necesitan mejorar su nivel auditivo leve o moderado.

Gracias a que se fabrica a medida, encaja muy bien en el canal auditivo y apenas pueden ser vistos por terceras personas. Suelen incluir diferentes funcionalidades, aunque debido a su pequeño tamaño no son fáciles de controlar. En muchas ocasiones son susceptibles a la cera y eso puede provocar problemas en el altavoz.

Audífonos ITE

También conocidos como audífonos de oído. Es otro modelo que se suele fabricar a medida. Dentro de este grupo podemos encontrar el modelo que ocupa buena parte del área y tiene forma de cuenco y otro que solo llena la parte inferior en forma de media carcasa. La ventaja de esta opción es que se pueden usar incluso en personas que tienen pérdidas de audición severas. Algunos modelos incluyen la opción de disfrutar de micros direccionales para conseguir una mayor calidad en la audición.

Audífonos BTE

Son los que se colocan en la parte trasera de la oreja. Se suelen enganchar en la parte superior de la oreja a través de un pequeño apoyo. El audífono se conecta a través de un pequeño tubo que va directamente al oído. Normalmente suele ser personalizado para que encaje correctamente y la persona pueda disfrutar de una buena experiencia. Es un modelo que se adapta a cualquier edad y tipo de pérdida auditiva. Es muy común y suele contar con precios muy competitivos.

Audífonos RIC y RITE

Son modelos que se parecen mucho. El modelo RIC se le conoce como receptor en el conductor y RITE receptor en el oído. Destacan por tener un cable muy pequeño que es el encargado de comunicar las dos partes afectadas. El cable sustituye al tubo tradicional.

Calce abierto

Este tipo es parecido al audífono retroauricular, pero con pequeñas diferencias. En este caso incluye un tubo delgado y un receptor con cúpula abierta. El objetivo es que los sonidos de baja frecuencia puedan entrar en el oído de manera natural, mientras que el resto van con la ayuda del audífono. Es la opción para las personas que son diagnosticadas con pérdida de audición en las frecuencias altas.

Características extra de los audífonos

Con el objetivo de que la experiencia sea más placentera para las personas que los usan, normalmente se suelen incluir en la medida de lo posible algunos extras. Esas características hacen que la experiencia de captación de sonido sea mejor. Algunas de ellas son:

  • Reducción de ruido: todos los modelos ya incluyen un sistema de reducción de ruido para conseguir que la calidad del sonido recibido sea de más calidad. Dependiendo del modelo elegido, esa reducción de ruido puede ser superior o inferior.
  • Micrófonos direccionales: en algunos modelos ya hemos hablado de esta característica, la cual puede llegar a ser esencial para muchas personas. El objetivo de estos micros es conseguir una mejor captación de los sonidos que vienen de enfrente. Eso hace que la comunicación sea más sencilla. Además, algunos modelos cuentan con la capacidad de poder dirigir la dirección hacia una dirección determinada para que los resultados sean todavía mejores.
  • Pilas recargables: es verdad que cada vez son más los audífonos que cuentan con esta característica. La ventaja de este tipo de audífono es que se pueden cargar con facilidad, es decir, son más fáciles de mantener gracias a que no hay que cambiar la pila cada X tiempo.
  • Conectividad inalámbrica: la tecnología no para de evolucionar, de aquí que comience a haber modelos que mandan la información de manera inalámbrica. Eso significa que se pueden conectar al móvil, televisor… a través de Bluetooth y en consecuencia escuchar directamente sin pérdida de calidad.
  • Control remoto: cada vez son más pequeños. Es una ventaja en cuanto a estética, pero ese tamaño hace que en ocasiones sea complicado configurarlos al gusto. Por ese motivo, una característica que se está incluyendo es la de incluir un control remoto con el cual ajustar las funciones del audífono con mucha más facilidad.
  • Programación: algunos modelos ya cuentan con la función de programación. Esa función consiste en que funcionen de una manera u otra según la hora del día que sea. Muchos de esos modelos van dirigidos a las personas que quieren dormir con ellos puestos.

Lo importante a la hora de adquirir un audífono es mirar sus características y ver si realmente se adaptan a lo que necesitamos.

Compártelo en tu red social: