Cómo eliminar las varices de forma efectiva

Cómo eliminar las varices de forma efectiva

¿Tienes problemas de varices? Es probable que si cuentas con muchas varices en tus piernas esto se haya convertido en un gran problema para ti y es por ello que te interesa revisar estos consejos. Nuestros expertos te cuentan a continuación los mejores tips y recomendaciones para que puedas eliminar las varices de forma efectiva.

Eliminar las varices con tratamientos médicos

Para tratar las varices con tratamientos médicos existen varias opciones, pero las más valoradas por los expertos son el láser y la escleroterapia o micro espumas. La escleroterapia consiste en inyectar un líquido que esclerosa la sangre dentro de las varices para conseguir disolverlas.

Además, como nos explican desde VariCenter.com, últimamente se ha vuelto muy popular la técnica de la micro espuma que se basa en utilizar una mezcla movida de líquido con aire que presenta una gran distribución y una buena adherencia del líquido a las paredes de los vasos sanguíneos. Se trata del tratamiento perfecto si todavía no tienes las venas muy marcadas y quieres tratar tus varices de forma efectiva antes de que vayan a mayores.

Según los expertos, cuando las venas ya son muy grandes y están dilatadas este tipo de tratamientos ya no son eficientes y por tanto es necesario recurrir a la cirugía para poder tratar las venas y es por ello que es muy importante prevenir este problema usando antes estas técnicas y realizando revisiones y mantenimientos para que las venas afectadas no progresen y se hagan más grandes.

Como bien dicen los expertos, la microespuma, que es una técnica de escleroterapia, es la mejor alternativa en la mayoría de casos porque sirve para tratar todo tipo de venas y además es un adelanto si se compara con la escleroterapia líquida.

En relación a los efectos secundarios o las contraindicaciones los expertos advierten que es importante mantener las zonas alejadas lejos del sol durante un mes después de cada sesión para no tener efectos adversos. Lo que es a nivel local podemos llegar a sentir pigmentaciones, pero después desaparecen y normalmente se ven más en las pieles que son más oscuras.

Asimismo, la escleroterapia con microespuma es un tratamiento ambulatorio, su duración es únicamente de unos treinta minutos y los pacientes pueden hacer vida normal al día siguiente sin problemas.

Estos expertos explican también que se trata de un tipo de tratamiento que no es nada doloroso y los pacientes suelen aguantarlo bastante bien. Las agujas que se usan para inyectar el líquido son realmente finas y es por ello que aunque puede escocer un poco al principio esta sensación se pasa en cuanto pasan algunos segundos. Los expertos explican que el número de sesiones que necesitará cada paciente se indicará siempre en la primera consulta y en cuanto a los precios estos fluctúan entre los 100 y 200 euros por sesión. Además los centros suelen hacer presupuestos personalizados para todos los pacientes que vayan a necesitar más de tres sesiones.

Cambiar nuestros hábitos para eliminar las varices

Por otro lado, es muy importante que tengamos en cuenta que por mucho que nos operemos o nos hagamos tratamientos para eliminar las varices si seguimos con unos hábitos de vida nocivos éstas volverán a salirnos y nos pasaremos toda la vida con problemas de varices.

Los hábitos de vida que tengamos influirán notablemente en que nos salgan varices, así como la herencia genética también será importante. Es por ello que los expertos recomiendan evitar todo tipo de alimentos y otras sustancias que puedan dilatar las venas y provocarnos retención de líquidos como las grasas, los picantes, el café, el alcohol, el tabaco y el chocolate. Además es interesante intentar cocinar con mucho menos sal para evitar la retención si somos propensos a tener varices.

Para los expertos, la mejor forma de prevenir y evitar las varices en nuestro cuerpo es comer de forma que consigamos tener un buen tránsito intestinal y por supuesto hacer ejercicio físico de forma regular.

También podrán ayudarnos las duchas frías en las piernas y los ejercicios con los pies, como por ejemplo el de caminar de puntillas. Tampoco es recomendable usar tacones altos de forma regular ni exponernos en exceso al sol y por supuesto resulta fundamental cuidar nuestra alimentación para no desarrollar un exceso de peso y hacernos masajes circulatorios y ponernos medias de compresión si ya tenemos varices.

Compártelo en tu red social: