Cómo pedir la baja al médico

Cómo pedir la baja al médico

¿Te encuentras enfermo o enferma? ¿Necesitas pedir la baja al médico y no sabes cómo? En este artículo te explicamos qué pasos debes seguir para poder solicitar la baja al médico y recuperarte tranquilamente del problema que te aflige. Eso sí, ten en cuenta que hay diferentes tipos de bajas y que todo depende del problema o enfermedad que estés padeciendo, por ejemplo, si es una baja por enfermedad común o una baja por incapacidad, etc. Así pues, pasamos antes que nada a hacer un breve resumen de las diferentes bajas a las que podemos optar.

Tipos de bajas por salud

Como comentaba en la introducción podemos diferenciar varios tipos de bajas dependiendo de cómo sea nuestro estado de salud o de la enfermedad que nos está afligiendo. Estas son:

  • Baja por accidente laboral: Este tipo de baja se produce cuando hemos sufrido un accidente en nuestro puesto de trabajo o de camino a él.
  • Baja por enfermedad profesional: En este caso se refiere a cualquier enfermedad que hemos contraído por estar desarrollando en nuestro puesto de trabajo. Por ejemplo, un problema de sordera o hipoacusia, una invalidez visual, etc.
  • Baja por enfermedad común: Este tipo de baja se produce a causa de cualquier alteración común por culpa de una enfermedad que no nos permite acudir a nuestro puesto de trabajo. La misma no tiene ningún tipo de relación con la actividad laboral que hemos estado desarrollando, como por ejemplo una pulmonía. Puedes conocer más sobre ella en este artículo de Bizneo.com.

Pasos para solicitar la baja

Como comentaba, lo primero que debes hacer es reconocer a qué tipo de baja te enfrentas. Ten en cuenta que cambia mucho si te enfrentas a una baja que tenga relación con la empresa para la que trabajas (bajas por contingencias profesionales) que una baja que no la tenga (bajas por contingencias comunes). Una vez que ya lo hayas localizado, lo siguiente que debes hacer es acudir al médico de cabecera.

En el caso de que la baja sea por enfermedad común, será la seguridad social la que se hará responsable. Sin embargo, si la baja es por culpa de la empresa, entonces será la mutua de la empresa la que se hará responsable. Ten en cuenta que es posible que esta te pida pruebas médicas o incluso testigos que demuestren que el accidente, por ejemplo, se produjo en el puesto de trabajo. O que la degeneración de la enfermedad haya tenido lugar por culpa de la actividad que realizabas. Así que prepárate con los documentos que necesites.

De cualquier forma, para que la baja se confirme, es el médico el que tiene que confirmar que realmente te encuentras en una situación desfavorable que no te permite trabajar. Así mismo, el doctor será el responsable de ir emitiendo los correspondientes partes de confirmación de baja que irán prologando la baja el tiempo que sea necesario para que puedas recuperarte.

Así mismo, si la persona que ha sufrido la baja no tiene posibilidad de entregar esta documentación a la empresa, porque no puede desplazarse, puede proporcionárselo a cualquier familiar para que lo entregue por él/ella.

Darse de baja si eres autónomo

Para darse de baja como autónomo, la situación es más compleja. Para poder hacerlo, lo primero que necesitas es estar inscrito en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos. Lo siguiente es presentar la baja que has recibido tras visitar a tu médico de cabecera o del seguro privado en el Centro de Atención e Información de la Seguridad Social o a tu mutua (obligatoria al darte de alta como autónomo). Es posible que te soliciten más documentos como tu DNI y fotocopia, justificantes de pagos de los últimos tres meses, declaración de cuál será la situación del negocio mientras se encuentre de baja y los partes de baja médica.

Compártelo en tu red social: