Consejos dermatológicos después de un trasplante capilar

Consejos dermatológicos después de un trasplante capilar

Si vas a disfrutar de los beneficios de un trasplante capilar, es importante que tengas claro que tendrás que disfrutar de unos cuidados adecuados antes y después del trasplante para que todo de unos buenos resultados. El profesional que te trate te comentará estos cuidados de manera detallada, pero nosotros te queremos ofrecer esta información para que te puedas hacer a la idea de cuales son.

Cuidados antes del trasplante capilar

Lo más común es que el profesional examine tu día a día y en consecuencia de estar tomando una medicación, te la suspenda, siempre y cuando sea posible. También puede ser que suspenda la toma de vitaminas, siempre y cuando estas puedan ser negativas para el tratamiento que vas a disfrutar.

Por supuesto, tendrás que hacerte todas las pruebas que el doctor especializado te haya comentado. Estas pruebas mostrarán si eres una persona apta o no para disfrutar de este tipo de trasplante. Igualmente tras estas pruebas tendrás un presupuesto exacto del tratamiento, ya que el precio del trasplante capilar en Turquía varía dependiendo de cada caso.

Es de vital importancia mirar que el cuero cabelludo está sano y no presenta ningún tipo de alteración que pueda poner en peligro el éxito del trasplante capilar. Normalmente se suele mirar que la persona no sufra picores, descamación, eccemas… el objetivo es conseguir que el éxito del tratamiento siempre esté asegurado.

Es importante que en la última semana no se fume ni se beba alcohol u otros excitantes como el café o el té. El objetivo es que la sangre tenga una buena calidad y en consecuencia pueda circular por el cuerpo sin problemas.

El día de la cita, se recomienda acudir al médico con ropa cómoda, tranquilo y al poder ser con alguien que nos acompañe y pueda estar siempre a nuestro lado para animarnos. Y es que el miedo es libre y a pesar de que es un tratamiento seguro, los nervios en muchas ocasiones pueden darnos malas pasadas.

Cuidados después del trasplante capilar

Tras disfrutar del trasplante capilar, ahora es el momento de cuidar el trasplante para evitar que se nos caiga y el tratamiento no haya servido para nada.

El cirujano que te haya tratado te dará un listado con los antibióticos que tendrás que tomarte para no sufrir ningún tipo de infección. Sin olvidar que los analgésicos también serán importantes a la hora de reducir posibles molestias que se puedan dar tras la intervención.

Es importante que durante las dos primeras semanas no hagas ningún tipo de ejercicio físico que pueda provocar sudoración. A partir de la segunda semana, ya podrás comenzar a realizar deporte que exija poco y a partir del mes, ya podrás comenzar a hacer vida normal y en consecuencia podrás comenzar a practicar deportes, siempre y cuando el cuero cabelludo no se vea afectado.

A la hora de dormir, se recomienda dormir boca arriba y con la cabeza un poco elevada. Este método lo tendrás que seguir al menos durante la primera semana. Si el tratamiento se ha realizado en la parte posterior de la cabeza, la almohada tendrá que ponerse en la parte del cuello para dormir. Es verdad que no es cómodo, pero será necesario si no quieres que el trasplante se debilite y se caiga.

El lavado de cabeza no podrá ser realizado por ti durante los primeros días, sino que tendrás que acudir a la clínica para que te laven la cabeza. Tienen los medios y conocimientos necesarios que evitan que el pelo injertado se pueda caer. Normalmente se suele citar al paciente a los tres días. Se le lava el pelo y se ve la evolución de la intervención. Por supuesto, durante las primeras semanas no se podrán usar aerosoles o tintes, ya que hay que esperar a que el pelo enganche correctamente y coja la fuerza que buscamos.

Los buenos hábitos son importantes, por lo que el especialista no te permitirá fumar ni beber al menos durante los 10 o 15 primeros días. Es importante que la circulación de la sangre sea la adecuada y esta no lleve ningún tipo de contaminante. Así puedes aprovechar y olvidarte de fumar. Por este motivo, seguramente se te recomendará beber únicamente agua para disfrutar de una hidratación adecuada.

Al salir a la calle, tendrás que evitar que el sol te dé directamente al injerto de pelo durante las dos primeras semanas. Para evitarlo y poder hacer vida normal, lo mejor es ponerse una gorra que no apriete. Te protegerás del sol y no harás ningún tipo de intervención sobre la zona tratada.

El objetivo de estos consejos es el de que puedas saber con anterioridad los cuidados que vas a tener que realizar para que el trasplante de pelo pueda ser todo un éxito. Si no vas a ser capaz de cumplir estos cuidados, coméntaselo al especialista, porque puede que sea mejor no disfrutar de esta intervención.

Compártelo en tu red social: