Consejos para elegir un buen tratamiento de las adicciones

Adicciones

Elegir un tratamiento adecuado para una adicción no es fácil. Tanto si crees que necesitas ayuda para tus problemas con alguna adición como si quieres ayudar a algún amigo o familiar a superar sus problemas de adicciones existen algunos puntos a tener en cuenta que te presentamos a continuación para conseguir elegir un buen tratamiento de las adicciones. Sigue leyendo para encontrar los mejores consejos y así conseguir elegir un buen tratamiento para las adicciones.

Clínica o ambulatorio

Lo primero que debes preguntarte es qué tipo de clínica será la más adecuada. Existen centros públicos por la seguridad social para tratar adiciones pero si dispones de los recursos adecuados probablemente los centros privados sean mucho más eficientes ya que se encuentran mucho más especializados para tratar los problemas de adicciones que los centros públicos de la seguridad social. Además, cuando ya tengas claro este punto podrás elegir entre el ingreso en la clínica o hacer un tratamiento ambulatorio.

Cada caso y adicción es diferente y para alguna de ellas sin duda será necesario el ingreso para poder personalizar al máximo el tratamiento para las adicciones y conseguir así que éste sea mucho más eficiente, mientras que para otras lo mejor será poder mantenerse en el entorno de siempre y acudir de forma regular a realizar el tratamiento y a las terapias grupales para ir progresando poco a poco dentro de la vida diaria (fuente: amasterapia.com).

¿Cerca de casa o mejor fuera del entorno?

Por otro lado, es importante tener en cuenta dónde se va a hacer el tratamiento: si cerca del hogar o en un entorno totalmente diferente. Este punto debe valorarlo cada adicto aunque es importante la opinión del terapeuta. Normalmente, de forma general es mejor apartarse del entorno para ver el problema desde lejos y con perspectiva, sin culpar a otros ni al entorno y consiguiendo que cada enfermo adquiera plena consciencia de que al final la decisión última de ser adicto es suya y solamente suya.

Aunque en otros casos es mejor afrontar el problema desde dentro para crear nuevas conductas saludables en el entorno del enfermo junto a los suyos y romper así con la adicción de una forma realista y eficiente, mucho más práctica para algunas personas que si saliesen fuera de su entorno para realizar el tratamiento después tendrían riesgo de volver a recaer al volver a casa.

La familia y los seres queridos

Esta es una decisión personal tanto del enfermo como también de sus familiares y amigos. La familia se puede involucrar en el tratamiento o mantenerse al margen. Si una persona pide ayuda pero no quiere que los suyos se enteren es lícito pero realmente si se tiene este tipo de problema y por fin vamos a tratarnos es fundamental que los nuestros lo sepan para que puedan ser parte de nuestro tratamiento y apoyarnos así en todo momento para poder salir adelante más rápidamente. Es normal que algunos enfermos no quieran que los suyos se enteren de que tienen un problema que no pueden superar sin ayuda profesional pero no se debe tener vergüenza ya que la familia y los amigos son un pilar fundamental para conseguir una pronta y eficiente recuperación.

Compromiso contigo mismo/a

A la hora de hacer un tratamiento para una adicción tiene que haber compromiso porque de lo contrario, si no se hace introspección y se quiere cambiar. Después de las 8 o 12 semanas que dure el tratamiento el adicto volverá a ser adicto. Es importante estar abierto a todo: hablar con la familia, ir a las terapias individuales y a las grupales, conseguir entender tu adicción y superarla y en definitiva afrontar el futuro con ilusión teniendo claro que no necesitas esa adicción para ser feliz.

Compártelo en tu red social: