Consejos para controlar la hipertensión arterial

Consejos para controlar la hipertensión arterial

La presión arterial es la presión de la sangre en las arterias. Necesita cierta cantidad de presión para que la sangre fluya por todo el cuerpo ya que el corazón bombea sangre a través de las arterias, al contraerse y relajarse.

La lectura de presión arterial consiste en dos números que generalmente se muestran uno encima del otro y se miden en mmHg (milímetros de mercurio). Para obtener estos valores es tan simple como comprar un tensiómetro digital en cualquier farmacia o portal web como por ejemplo TensiometrosDigitales.net y siguiendo las sencillas instrucciones en cuestión de segundos nos mostraran los datos.

El primer número representa el nivel más alto que alcanza la presión arterial cuando el corazón se contrae y bombea sangre a través de las arterias, lo que se conoce como presión sistólica. El segundo número representa el nivel más bajo que alcanza la presión arterial cuando el corazón se relaja entre latidos, y a esto se le denomina presión diastólica.

La presión arterial alta, o hipertensión, significa que la presión arterial es constantemente más alta que el nivel recomendado. A menos que el médico indique lo contrario, la presión arterial debe estar por debajo de 140/90. Si se tiene una enfermedad cardíaca y circulatoria (como enfermedad coronaria o derrame cerebral), diabetes, o enfermedad renal, entonces la presión arterial debe estar por debajo de 130/80.

En muchos países de la Unión Europea, casi la mitad de todos los pacientes que reciben tratamiento aún tienen presión arterial no controlada.

Seguir estos consejos puede ayudar a reducir la presión arterial alta o controlarla si ya se le ha diagnosticado la afección. La presión arterial alta aumenta significativamente el riesgo de enfermedad coronaria, accidente cerebro vascular y enfermedad renal.

La presión arterial alta no suele ser algo que se pueda sentir o notar, y puede no ser diagnosticada porque generalmente no hay síntomas. Independientemente, la presión arterial alta puede causar daño renal, accidente cerebro vascular o un ataque al corazón. Por lo tanto, es importante realizar revisiones de la presión arterial regularmente. Consultar con el médico de cabecera o enfermera con qué frecuencia debe revisarse sería un buen paso.

Con los siguientes consejos conseguiremos minimizar el impacto de la hipertensión y evitar males mayores:

Actividad física regular

Debemos tratar de hacer alguna actividad de intensidad moderada todos los días. Lo ideal sería realizar mínimo 150 minutos semanales de actividad en tandas no inferiores a 10 minutos.

El sedentarismo es una mala práctica y ante la falta de interés por practicar alguna actividad física el caminar a buen ritmo puede ser una buena solución.

Mantener un peso saludable

Para algunas personas, todo lo que tienen que hacer para bajar de peso es bajar su presión arterial a un nivel normal. Poner en práctica los consejos aquí comentados y seguir las indicaciones medicas no solo puede dar como resultado la bajada de la presión arterial sino la reducción de peso.

Comer una dieta sana y equilibrada

Una dieta correcta supervisada por un dietista es un buen paso para lograr tener el equilibrio necesario en nuestro organismo para minimizar y controlar la hipertensión. Por no hablar de los beneficios extra que conlleva.

Reducir la sal

No debemos cocinar con sal ni agregar nada a la comida de la mesa, y reducir los alimentos procesados, que contienen mucha sal.

Reducir al mínimo la ingesta de alcohol

Si bebemos alcohol, debemos quedarnos dentro de los límites recomendados. No más de 2 copas por día para los hombres y no más de 1 para las mujeres.

Tome sus medicamentos según lo prescrito

La mayoría de las personas necesitarán tomar más de un tipo de medicamento para controlar la presión arterial. No debemos dejar de tomar el medicamento sin consultar primero con al médico de cabecera.

Compártelo en tu red social: