El Hidromasaje como terapia de salud

El Hidromasaje como terapia de salud

Cada vez son más los expertos que coinciden en evidenciar todos los beneficios que el hidromasaje tiene a nivel de terapia de salud. A continuación te contamos por qué es bueno un hidromasaje y todo lo que puede aportarte como terapia de salud para sentirte bien y regular tu cuerpo y tu organismo.

Beneficios del hidromasaje como terapia para la salud

Sin duda los hidromasajes y los chorros de agua que éstos emiten son una de las formas más relajantes de estar saludable mientras se disfruta de un buen baño caliente. Realmente no todo el mundo conoce todos los beneficios que pueden aportar este tipo de baños pero el agua caliente y los spas pueden ayudar en gran medida a mejorar la circulación sanguínea. La temperatura caliente de un hidromasaje hace que la sangre fluya mucho mejor, evitando la coagulación. Al mismo tiempo, un hidromasaje ayuda al corazón a bombear sangre de manera normal aún a pesar del ambiente frío. De esta manera los hidromasajes como terapia de salud son perfectos para las personas que tienen problemas de circulación.

Por otro lado, un hidromasaje es una de las mejores maneras que existen para prevenir otros tipos de enfermedades y también para terminar con los problemas de estrés de cansancio. Si cuentas con una bañera una gran forma de usarla es llenarla por encima de las boquillas de hidromasaje a una temperatura de entre treinta y tres y treinta y ocho grados.

Los hidromasajes, como nos explican los expertos en cuartos de baño de https://asealia.com/es/, consiguen un efecto totalmente terapéutico mediante la combinación de aire y de agua a diferentes temperaturas que se potencia con el uso de sales, de esencias, de aceites y de ozono, que enriquecerá e intensificará en gran medida la acción del agua incluyendo propiedades bactericidas, anti infecciosas y también analgésicas.

Además de todo esto un hidromasaje como terapia de salud también aporta un gran efecto revitalizante y estimula el sistema inmunitario mejorando las defensas de cualquier persona frente a las infecciones. Al mismo tiempo el hidromasaje también puede usarse para tratar otros problemas circulatorios, entre los que cabría destacar los problemas de pies y manos frías, las varices o las hemorroides.

También es una alternativa cada vez más recomendada por los expertos para las personas que padecen dolor como artrosis, artritis, cefaleas o lumbalgias. Es también la mejor opción para tratar a las personas con problemas de piel como psoriasis o dermatitis atópica, quienes se verán muy beneficiadas de las duchas o baños regulares en una bañera de hidromasaje como terapia de salud.

Por otro lado, existen también diferentes técnicas de hidroterapia que pueden usarse en casa sin problemas y que también aportarán beneficios a otros grupos de personas en general como los deportistas, quienes se beneficiarán en gran medida del uso del hidromasaje para conseguir una eficiente recuperación tras los entrenamientos o competiciones intensas o los ancianos, a quienes el hidromasaje ayudará a mantener un mejor tono muscular y mejorar su circulación.

Pero aquí no queda todo, porque además de los beneficios a nivel físico el hidromasaje también te puede ayudar a mejorar tu salud a nivel mental. Piensa que mientras te encuentres sumergido en agua caliente tu sistema nervioso irá produciendo una gran cantidad de hormonas que te permitirán relajarte, reduciendo al máximo los síntomas del estrés acumulado durante el día. Al mismo tiempo la presión del masaje estimulará la producción de endorfinas, con lo que conseguirás una gran sensación de paz y de relajación. Con un baño de agua caliente mejorarás la calidad de tu sueño y combatirás los síntomas del insomnio, consiguiendo descansar mucho mejor y recuperando tu energía por la noche.

Además, a nivel estético el hidromasaje como terapia de salud estimulará tu sistema linfático y favorecerá el drenaje de los líquidos de los tejidos, combatiendo de esta manera la celulitis y otras imperfecciones estéticas similares que suelen estar provocadas por la acumulación de la grasa. Realizando sesiones de hidromasaje periódicamente es posible realzar la figura de forma muy evidente ya que al combinar el masaje y el agua caliente se consiguen resultados excelentes. Al mismo tiempo el hidromasaje es también un gran remedio para cuidar tu piel ya que después de una sesión ésta estará mucho más tersa, lisa y tonificada.

Por último el hidromasaje también es ideal para combatir la diabetes tipo dos porque permite conseguir una reducción de los niveles de azúcar en sangre y libera las vías respiratorias. Al mismo tiempo cuenta con efecto descongestionante debido al vapor, y estimulante por el hidromasaje, mejorando de esta manera la circulación periférica y contribuyendo a aliviar los dolores más intensos en las articulaciones.

Compártelo en tu red social: