Eyaculación precoz

Eyaculación precoz

En este artículo te explicamos de forma completa qué es la eyaculación precoz. Descubre también cuáles son los síntomas de la eyaculación precoz. Por último te explicamos algunos prácticos tratamientos para la eyaculación precoz. Sigue leyendo si quieres conocer muchos más datos sobre este problema.

Qué es la eyaculación precoz

Se conoce con el término "eyaculación precoz" a la eyaculación prematura y que no está controlada por la persona que la sufre. Este tipo de eyaculaciones se producen con la más mínima estimulación y hacen imposible el poder seguir con el coito y conseguir así satisfacer a otra persona, pero también a uno mismo. Podemos diferenciar dos tipos de eyaculación precoz diferentes.

La primera o primera es cuando aparece en la vida sexual de una persona y la secundaria, que es cuando aparece más tarde en relación con una disfunción eréctil. En el segundo caso este tipo de dolencia se soluciona normalmente tratando los problemas de erección.

Síntomas de la eyaculación precoz

Entre los síntomas principales de la eyaculación precoz cabe reseñar que es un problema fácil de detectar porque con esta dolencia la eyaculación siempre se produce sin ningún tipo de control mucho antes de lo que una persona (y por supuesto también su pareja o acompañante) quisieran. Hablamos de eyaculación precoz cuando en la mayoría de casos dicha eyaculación se produce siempre antes de la penetración, aunque también puede suceder nada más producirse la penetración sin esperar nada de tiempo.

Puede tratarse de una eyaculación precoz primaria si siempre se eyacula de esta forma y con estos síntomas a lo largo de toda la vida sexual así como secundaria si se trata de un cambio que llega de repente para modificar el comportamiento sexual de una persona.

Como nos aconsejan desde TantraPalace.com no hay que obsesionarse pues este tipo de problemas pueden suceder alguna vez de forma eventual a cualquier personas (debido al consumo de sustancias, problemas de estrés, etc.) y no por ello debe tratarse de un problema de eyaculación precoz con lo que lo mejor será revisar si los síntomas se repiten antes de emitir un diagnóstico o acudir a un profesional.

Tratamientos para la eyaculación precoz

Para tratar un problema de eyaculación precoz se debe tener en cuenta tanto lo grave que sea un caso como si el problema está afectando mucho a un paciente. En la mayoría de casos lo mejor para tratar un problema de eyaculación precoz será empezar con algún tipo de terapia psicológica. Con este tipo de tratamiento se busca cambiar las técnicas sexuales para lograr que las relaciones sean mucho más eficientes, relajadas y placenteras.

Si la terapia no funciona se podrá pasar a los tratamientos farmacológicos. Entre este tipo de medicamentos se encuentran los fármacos antidepresivos que ayudan a retrasar el reflejo eyaculatorio, así como los anestésicos locales, sobre todo en formato crema, ya que reducen la sensibilidad en la zona, que son una gran opción para tratar los problemas de eyaculación precoz. Los preservativos también pueden tener un efecto similar para algunas personas y sin duda serán una mejor opción a los anestésicos, que pueden llegar a producir problemas de excitación o erección. Asimismo, existen otro tipo de técnicas para tratar la eyaculación precoz como son la relajación o la compresión del pene

Prevención de la eyaculación precoz

Por último, existen algunas técnicas para prevenir la eyaculación precoz. Este tipo de técnicas tienen mucho que ver sobre todo con la psicología de los pacientes. Debes tener en cuenta que es realmente importante conservar la calma en todo momento durante las relaciones sexuales. Recomendamos no crearse falsas expectativas para no decepcionarse o frustrarse y simplemente disfrutar al máximo del momento y del sexo.

Muchos hombres piensan que pensando en diferentes asuntos podrán retrasar la eyaculación pero esto no está científicamente demostrado. Por contra cabe reseñar que ésto sí puede frustrar a cualquier persona porque probablemente no se consiga disfrutar como se quiere. La mente debe disfrutar con la excitación sexual y si se piensa en otra cosa es imposible para los hombres controlar bien su eyaculación. A la hora de controlar la eyaculación precoz recomendamos evitar sobre todo drogas, tabaco y alcohol porque pueden producir muchas disfunciones.

Además, siempre se deben mantener relaciones saludables, sin presiones y con muchas ganas y confianza en la pareja o la persona con la que se está teniendo sexo. Recomendamos también los cambios de ritmo durante el sexo y los juegos preliminares antes del coito. Además los hombres no deberían obsesionarse si las mujeres tardan en llegar al orgasmo sino disfrutar con ella.

También es una buena idea el hacer deporte de forma regular y llevar una vida saludable, así como seguir una dieta totalmente equilibrada y evitar la depresión y el estrés tratando estos problemas con buenos profesionales si se considera necesario.

Compártelo en tu red social: