Importancia de consumir alimentos frescos para la salud

Importancia de consumir alimentos frescos para la salud

Se dice que somos lo que comemos y aunque no sea totalmente cierto, el consumo de alimentos saludables nos ayuda a tener una mejor calidad de vida. Cuando llevas una dieta balanceada, generalmente tienes un peso adecuado y tus niveles de azúcar y colesterol suele ser normal.

Por otra parte, eres menos propenso a sufrir enfermedades asociadas a la alimentación como diabetes, obesidad o hipertensión. Para esto, debes incluir en tu alimentación una gran cantidad de frutas y verduras así como grasas y proteínas de alimentos naturales.

Esto pasa por reducir o eliminar el consumo de alimentos procesos y ricos en carbohidratos refinados, que solo aportan azúcar a tu dieta. Mientras que debes priorizar aquellos alimentos que son frescos como frutas y verduras de temporada así como carnes provenientes de animales de granjas.

Beneficios de los alimentos frescos para la salud

Llevar una dieta sana no es algo complicado, además de que te puede ofrecer una gran variedad de sabores en tus platos. Por otra parte, cuando incluyes una gran cantidad de alimentos frescos evitas el consumo de aditivos químicos que pueden perjudicar tu salud.

Los alimentos frescos de mejor calidad son los provenientes de la agricultura orgánica, porque están libres de químicos. Además, suelen ser cosechados y llevados directamente al consumidor, por lo que no son sometidos a procesos de conservación.

Es muy importante que tu dieta se base principalmente en este tipo de alimentos para la obtención de las proteínas, carbohidratos y grasas que requieres. Entre algunos de los beneficios para tu salud de consumir alimentos frescos, están:

1. Contienen gran cantidad de nutrientes

En muchos alimentos frescos vas a encontrar las vitaminas y minerales que requiere tu cuerpo para funcionar adecuadamente. Por ejemplo, la colina es un elemento esencial del grupo de la vitamina B que ayuda al funcionamiento del cerebro y lo consigues en alimentos frescos como el hígado, bacalao, huevo, coliflor o la leche.

La vitamina C está presente en muchos cítricos y los pimientos, mientras que el selenio lo obtienes a partir del consumo de frutos secos. Para obtener vitamina A debes consumir hortalizas de hoja verde y la vitamina D en pescados, lácteos y huevos.

2. Aportan un buen contenido de fibras

Otro elemento muy importante para una buena alimentación son las fibras, que ayudan a mantener tu salud intestinal. Asimismo, con poca cantidad te sientes saciado, contribuyendo a controlar el peso así como los niveles de colesterol y azúcar en sangre.

Las fibras son un componente importante de la mayoría de las frutas y verduras, así como de los cereales integrales. Estos deben ser la fuente principal de carbohidratos en tu dieta, eliminando el consumo de carbohidratos procesados como la bollería.

3. Contribuyen a controlar los niveles de azúcar

Una de las enfermedades crónicas más extendida a nivel mundial es la diabetes, de la cual la tipo 2 corresponde al 90% de los casos. Este tipo de diabetes se puede prevenir o controlar haciendo ejercicios de forma regular y manteniendo una dieta sana.

Al consumir principalmente alimentos frescos, los niveles de azúcar en sangre se mantienen en niveles normales y tienes pocas posibilidades de desarrollar diabetes tipo 2. Por otra parte, evitas la obesidad que es una de las causas principales de esta enfermedad.

4. Aportan grasas saludables

Las grasas son parte importante de nuestro organismo, porque constituyen una fuente de energía y forman el tejido de reserva (adiposo). Además, son imprescindibles para la absorción de algunas vitaminas como la A, D, E y K así como para el funcionamiento de algunas hormonas.

Sin embargo, no todas las grasas son sanas y las denominadas trans de los alimentos procesados, pueden causar problemas cardiovasculares. Las grasas saludables provienen de alimentos frescos como frutos secos, pescados, aguacates, aceitunas y otras fuentes vegetales.

5. Ayudan a controlar los niveles de triglicéridos y colesterol

Tanto el colesterol como los triglicéridos son lípidos que circulan en la sangre y tienen diferentes funciones. Los triglicéridos funcionan como un almacén de calorías y el colesterol trabaja en la construcción de nuevas células y algunas hormonas.

Pero si los niveles de estos dos elementos son altos, puede llevarte a tener problemas cardíacos, debido al endurecimiento y taponamiento de arterias. La mejor forma de mantenerlos en un nivel saludable es consumir una gran cantidad de alimentos frescos y grasas saludables, evitando los alimentos refinados.

6. Tienen un alto contenido de antioxidantes

En tu cuerpo se producen radicales, los cuales pueden alterar el funcionamiento de tus células y llevar a su muerte. Los antioxidantes son sustancias que contribuyen a controlar estos radicales libres y por tanto, evitando o reduciendo los daños que estos causan a tus células.

El mayor aporte de antioxidantes los recibes de los alimentos frescos de tu dieta, como los provenientes de los frutos rojos, zanahorias o espárragos. También los puedes conseguir en el tomate, los mariscos y el chocolate negro, este último sin azúcar.

7. Contribuyen a tu salud dental

Tener unos dientes sanos y fuertes, te harán lucir una linda sonrisa y te permitirán masticar tus alimentos adecuadamente. Además de mantener una buena higiene bucodental, otro factor importante para la salud es el consumo de alimentos sanos.

Los dientes se ven fortalecidos con el consumo de distintos lácteos así como de verduras y frutas ricas en fibras. Todos estos en forma de alimentos frescos y se deben evitar los dulces, alcohol y las bebidas azucaradas.

¿Cuál es el mejor sitio para conseguir alimentos frescos?

Como puedes apreciar, los alimentos frescos traen una gran cantidad de beneficios a tu salud y por esto debes priorizar su consumo. Lo mejor es comprar aquellos de origen ecológico que vienen directamente del productor sin pasar por procesos de conservación o congelación.

Una de las mejores formas de hacerlo es con plataformas como Ubbora, que trabajan con productores locales y llevan el alimento fresco directamente a tu casa. Esto te permitirá gozar de los mejores productos de cada una de las regiones de España.

Otras opciones para adquirir alimentos frescos es visitar directamente las granjas de los productores o acudir a mercados locales. En el supermercado prefiere aquellos alimentos que tienen certificación de ser ecológica y los que están de temporada.

Compártelo en tu red social: