Injerto capilar FUSS VS técnica FUE

Injerto capilar FUSS VS técnica FUE

Los mitos, los prejuicios y las falsas verdades alrededor de los injertos capilares, hacen que todos los años cientos de personas desistan de realizarse dicho procedimientos. Lo anterior es una pena, ya que las técnicas y los profesionales se encuentran a la orden a la hora de resolver todas las dudas que se susciten. Muchos de aquellos que se encargan de desinformar, ni siquiera conocen las técnicas utilizadas para realizar las operaciones. En el siguiente texto mostraremos las dos técnicas (FUSS - FUE) que se utilizan, sus pros y contras, e intentaremos sacar de las sombras a todo aquel que piense realizarse un trasplante capilar.

Pros y contras de la técnica FUSS

Muchos se estarán preguntando ¿Qué es la técnica fuss? Cuando el paciente presenta grandes áreas de alopecia, la mejor técnica consiste es separar bandas de cuero cabelludo de la cabeza del paciente, cuyo grosor no supera un centímetro, de las cuales se sacarán los cabellos que se trasplantarán en la zona a intervenir. Para dicho procedimiento se utiliza un bisturí quirúrgico y anestesia local.

Las bandas retiradas miden entre 20 o 25 centímetros. Un vez hecho el corte, se procede a suturar, lo cual da fin a la intervención la cual dura entre cuatro y cinco horas, después de lo cual el paciente podrá irse a su casa, pues este procedimiento no requiere hospitalización.

En la parte negativa, al ser una intervención donde se debe retirar quirúrgicamente parte del cuero cabelludo y luego suturar, es imposible no dejar cicatriz en la cabeza del paciente. Aunque es una excelente técnica a la hora de regenerar los folículos, la persona que se somata a dicho proceso debe estar muy atento sobre las consecuencias, aunque una vez crecido el cabello, las cicatrices serán casi imperceptibles.

Otro punto oscuro de esta técnica es que debido al uso del bisturí, en promedio se daña el 30% de los folículos. Al ser un procedimiento invasivo, este tipo de sucesor suelen ocurrir; sin embargo, el médico y sus ayudantes, son las personas más calificadas a la hora de realizar la operación e intentan, en todo momento, conservar la mayor cantidad de folículos intactos.

Pros y contras de la técnica FUE

Por su parte la técnica FUE, es utilizada cuando el procedimiento se hace en pequeñas partes del cuero cabelludo. Algunas personas presentan casos de alopecia en zonas específicas de la cabeza, también se utiliza para regenerar el tejido que queda después de que algún accidente deje una cicatriz. Esta técnica consiste en la retirada de cada folículo individualmente, según lo exija la situación para esto se utilizan herramientas microquirúrgicas, las cuales no causan ningún tipo de dolor. La cicatrización se verá a partir del segundo al cuarto día y no causa daño en lo nervios.

Para realizar esto el paciente deberá rasurarse la cabeza, dependiendo del grado de alopecia que presente el paciente este podrá decidir el grado de corte que quiera. Al contrario que con la técnica FUSS, aquí no se daña ningún porcentaje de folículos, se considera una cirugía mejor que no causa ningún molestia a los pacientes. Otra de las partes buenas de la técnica FUE, se ve en la cantidad de folículos que se pueden extraer, ya que si el paciente cuenta con abundancia de los mismo el doctor puede optar por hacer varias extracciones en diferente puntos de la cabeza, sin afectar una zona en específico.

Entre lo negativo está que, debido a que sólo se puede realizar en pequeñas áreas, la técnica no sirve para grandes extensiones lo que minimiza su alcance cuando de eficacia se refiere.  También, después de realizado el procedimiento el paciente debe mantener en perfecta calma, no levantar mucho peso ni hacer deporte. Todo esto con el fin de mantener una recuperación eficiente y no presentar problemas en el futuro.

A la hora de hablar de injertos capilares, se debe tener un buen conocimiento pues, debido a la mala información, se suelen tomar decisiones erradas. Para aquellos que están pensando en realizarse alguno de los dos procedimiento se les aconseja ir a su médico, salir de todas dudas, informarse y no tener miedo.

Compártelo en tu red social: