Remedios caseros para aliviar el dolor de varices

Remedios para varices

Lamentablemente las varices son un problema que afecta a una gran cantidad de personas. Estas consisten en dilaciones venosas en las cuales existe un problema de retorno de la sangre al corazón, quedándose esta acumulada e hinchando las venas —sobre todo en las de las extremidades inferiores, en las cuales es más difícil el retorno—. Normalmente las varices suelen aparecer por varios motivos. En muchos casos debido a un componente hereditario, aunque en otros por defectos en las venas —concretamente cuando las paredes de las venas y de las válvulas responsables del paso de la sangre por el torrente sanguíneo se vuelven débiles— o cuando existe una comunicación anómala entre las arterias y las venas.

La aparición de varices o arañas vasculares no suelen suponer problemas graves para la salud, a excepción de las varices más gruesas —o varices tronculares— que pueden generar hinchazón, coágulos sanguíneos, cambios en la piel y dolores en las zonas afectadas —que es lo que nos incumbe en este artículo—. A continuación, analizamos algunos remedios caseros —y muy efectivos— para aliviar el dolor que ocasionan las varices.

Infusión de manzanilla y vinagre para las varices

Este es uno de los remedios más populares y conocidos para aliviar el dolor de las varices. Para ello, lo que tenemos que hacer es hacer infusión de un té de manzanilla con un par de cucharadas de vinagre de manzana y aplicarla directamente sobre la zona afectada por varices. Para ello podemos utilizar un algodón. Recuerda que esta técnica debe repetirse por la mañana y por la noche.

Otro tipo de infusión que puede servirte para aliviar el dolor es mezclar manzanilla con menta y laurel, así como con una cucharadita de bicarbonato sódico. Esta debe ser aplicada después de bañarte.

Alcohol de romero

Podemos hacerlo nosotros mismos o comprarlo preparado en el supermercado. Este alcohol es ideal para aliviar el dolor de las varices, así como para exfoliar las zonas con celulitis de tu cuerpo. Lo que debemos hacer es aplicarlo sobre las zonas afectadas mediante movimientos circulares y con las yemas de los dedos. Repite esta acción durante unos 15 minutos, aproximadamente.

Coloca las piernas en alto

Aunque suene a remedio demasiado sencillo, lo cierto es que resulta bastante eficaz. Lo único que debemos hacer es colocar las piernas en alto durante unos 10 minutos cuando hayamos pasado mucho tiempo de pie o sentados. Ello te ayudará a mejorar la circulación en la sangre de tus piernas. Así mismo, cuando vayas a acostarte recuerda colocar siempre las piernas un poco más altas que el cuerpo. Puedes utilizar un cojín para ayudarte o colocar algún objeto que eleve el colchón a la altura de las piernas y los pies.

Aloe vera

El aloe vera, también conocido como sábila, es una de las plantas que más funciones tiene en cuanto a tratamientos se refiere debido a sus propiedades. Esta planta puede ayudarnos a aliviar el dolor mediante un masaje con la pulpa de su interior. Solamente tendremos que cortar un pedacito pequeño de nuestra planta, abrirlo por la mitad y masajear la zona con varices. Su textura nos ofrecerá una sensación fresca y relajante. Eso sí, recuerda que si tus varices te están causando demasiado dolor, lo mejor es que acudas a una clínica especializada, como https://www.varicenter.com/, quienes trabajan con la inyección de microespuma para su inmediata y absoluta eliminación.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana por separado es, también, un muy efectivo remedio para reducir el dolor de las varices. Lo más aconsejable es que este se aplique sobre todas las piernas y se deje reposar durante un total de 3 horas antes de enjuagarnos. El vinagre de manzana resulta de gran utilidad debido a que sus propiedades ayudan a mejorar la circulación de la sangre y los síntomas de las varices —como los dolores, así como también los calambres, la pesadez, etc.—. Además, su actuación sobre el dolor es muy rápida. Este elimina los síntomas de manera inmediata.

Compártelo en tu red social: