Tipos de tratamientos de fisioterapia

Tipos de tratamientos de fisioterapia

Los fisioterapeutas no son quiromasajistas ni fisiatras ni masajistas son profesionales que disponen de un título universitario que los capacita para desarrollar este trabajo. Estos expertos trabajan de forma muy eficiente para cuidar, tratar y eliminar todo tipo de problemas musculo-esqueléticos y también posturales en cualquier persona. En este artículo te contamos los diferentes tipos de tratamientos de fisioterapia que existen.

Fisioterapia de rehabilitación

Primero que nada encontramos la fisioterapia de rehabilitación. En este caso este tipo de fisioterapia se basa en la aplicación de diferentes técnicas para rehabilitar a cualquier tipo de personas siendo las más básicas los masajes. Este tipo de tratamientos se pueden aplicar en cualquier tipo de persona: desde estudiantes hasta deportistas pasando por personas mayores que presentan problemas de cargas en sus articulaciones o por personas con sobrecargas musculares que les aparecen a raíz de acumular mucha tensión en sus músculos. En estos casos la fisioterapia sirve para tratar contracturas, problemas como la tendinitis, o los pinzamientos de nervios que se encuentren contracturados.

Electroterapia

El siguiente tratamiento de fisioterapia que presentamos a continuación es la electroterapia. En este caso se trata de una terapia especial que se basa en aplicar electricidad para tratar diferentes tipos de dolencias estimulando los nervios, los músculos y los tendones de diferentes zonas del cuerpo.

Este tipo de tratamientos son realmente interesantes para tratar esguinces, por ejemplo, aunque cabe reseñar que siempre funcionarán mejor si se aplican como complemento a los masajes de un buen profesional fisioterapeuta. Este tipo de descargas se aplican en las personas usando unas eficientes y seguras almohadillas que se pegan a la piel. Se trata de un tipo de tratamiento que debe realizarse siempre con el máximo cuidado posible porque de lo contrario puede ser peligroso para algunas personas, como por ejemplo las personas con marcapasos o las embarazadas.

Fisioterapia deportiva

A continuación, como vemos en fisioterapia online, encontramos la fisioterapia deportiva. Sin duda el deporte realmente saludable y también muy recomendable pero siempre debe realizarse con precaución para evitar cualquier tipo de daño. Aunque se tomen muchas precauciones siempre pueden aparecer problemas y es en este punto dónde entra en juego la fisioterapia deportiva. Este tipo de técnicas sirven para tratar problemas como los esguinces de primer, segundo y hasta tercer grado derivados del ejercicio en entrenamientos, partidos, competiciones, etc. También son una buen alternativa para tratar los desgarros musculares y las distensiones que en muchos casos se producen por el sobreesfuerzo al practicar cualquier tipo de deporte.

La punción seca

Por último encontramos un tipo de tratamiento de fisioterapia que muchos profesionales aplican como complementos a los masajes tradicionales y que sirve para tratar diferentes inflamaciones, contracturas, problemas y dolencias musculares.

La punción seca es una técnica bastante fuerte basada en el uso de agujas finas con distintas longitudes que se aplican en diferentes zonas de cuerpo para tratar los pinzamientos de los nervios o aliviar las tensiones musculares. Este tipo de tratamientos son especialmente interesantes ya que cuando la aguja se aplica en la zona a tratar es como si se estuviera continuando el masaje y haciéndolo mucho más profundo porque con estas punciones y con las agujas se consigue llegar dónde los dedos de los fisioterapeutas nunca pueden llegar dentro del cuerpo de las personas.

Así, mediante estos pinchazos se consigue destruir totalmente la contractura y aunque lo más normal es que en el momento del pinchazo y posterior la zona se quede dolorida por haber introducido la aguja (ya que es normal que se rompan algunas fibras) con esta técnica se consigue terminar con las contracturas de forma práctica y eficiente.

Teniendo en cuenta la zona concreta en la que se haya practicado la punción seca el paciente sentirá más o menos dolor. Pinzar el nervio ciático, por ejemplo, propiciará una especie de espasmo involuntario pero sin dolor mientras que descontracturar el cuádriceps será más doloroso aunque la aguja sea más corta.

Compártelo en tu red social: