Tratamiento de láser endovenoso: qué es y resultados

Tratamiento de láser endovenoso

¿Te imaginas un tratamiento para acabar con las varices sin cirugía ni hospitalización? Deja de soñar, este tratamiento existe y es conocido como láser endovenoso. Este está pensado para acabar con todo tipo de varices, inclusive aquellas más agresivas. Si ya te has decidido a poner solución de una vez por todas a tu problema con las varices, este artículo te interesará. A continuación, analizamos todo lo que tienes que saber sobre este tratamiento endovenoso, qué es, qué resultados ofrece y dónde puedes llevarlo a cabo. ¡Comenzamos!

Qué es el láser endovenoso

El láser endovenoso es un tratamiento utilizado para solucionar el problema de las varices con microcirugía. Es decir, se trata de una alternativa a la cirugía tradicional con la cual se puede eliminar varices graves de forma definitiva. Además, este tratamiento tiene varias ventajas —como veremos a continuación—.

El láser endovenoso utiliza una técnica mínimamente invasiva. Este actúa sobre las varices normales y sobre las gruesas, o graves, que afectan casi a un tercio de la población. El tratamiento mediante láser endovenoso consiste en una actuación mediante fibra óptica —de unos 6 milímetros—, la cual se introduce en el interior de la vena para eliminarla. Esta inserción es eco-guiada. Lo que hace es cerrar la vena enferma desde dentro, sin necesidad de extraerla. De esta forma se permite a la sangre que circule por las venas sanas, mejorando de esta forma la circulación y, por supuesto, recuperando el aspecto original de las piernas.

Ventajas del tratamiento láser endovenoso

Como comentábamos más arriba, este tipo de tratamiento tiene varias ventajas. La primera de ellas es que no necesita realizar ninguna operación. Al menos, no una operación tradicional que requiera hospitalización y reposo durante los días sucesivos. Este tratamiento se realiza de forma ambulatoria y su recuperación es inmediata. De hecho, una vez que finaliza el tratamiento es necesario que los pacientes comiencen a caminar inmediatamente, tras finalizar la operación y los días posteriores.

Así mismo, al no tratarse de una operación tradicional en la cual sería necesario la hospitalización, tampoco es necesaria la utilización de anestesia general. Esta microcirugía utiliza únicamente anestesia local.

Otra de las ventajas es que este tratamiento no deja hematomas ni inflamaciones en la zona tratada, además el proceso post operatorio no es doloroso. La operación es indolora y mucho más rápida, sin periodo de recuperación para el paciente. Lo único que necesitará será caminar inmediatamente tras finalizar la operación durante unos 30 minutos, así como caminar durante dos tramos diarios de 30 minutos los 5 días posteriores a la operación —además de llevar unas medias de comprensión durante una semana, aproximadamente—.

El tratamiento es muy rápido. Esta técnica durará aproximadamente una hora desde que comienza. El tiempo estimado es de unos 45 minutos de duración por pierna, permitiendo —como comentábamos— que el paciente se reincorpore a su vida normal tras la microcirugía.

El tratamiento se realiza con un moderno sistema de ultrasonografías o ecosonografías que permite que la cirugía sea guiada durante todo el proceso, consiguiendo una alta precisión y control de la actuación que se está llevando a cabo mediante una imagen en directo a lo largo de toda la intervención. Además, este moderno láser evita la posibilidad de inflamaciones, así como de hematomas.

El tratamiento es más rápido que la operación trsadicional, al igual que el proceso de recuperación.

¿Dónde realizar un tratamiento láser endovenoso?

Una de las clínicas expertas en la realización de este tratamiento es el centro IML.es. Este centro está dotado con la última generación de equipamiento técnico —siendo la primera plataforma láser en España y una de las más importantes de Europa— y cuenta con profesionales expertos en la cirugía estética y en la realización de diferentes técnicas y tratamientos para ello. Además, lleva varios años de experiencia trabajando en el sector de la medicina estética y la cirugía estética, concretamente desde el año 1996.

¿Qué son las varices graves?

Las varices son dilataciones venosas que aparecen en las extremidades inferiores, sobre todo, por la incapacidad de establecer un retorno eficaz de la sangre al corazón. Produciéndose, de esta forma una acumulación de la sangre en las venas e hinchándolas. Ello se produce por la debilidad den las paredes y válvulas venosas y puede derivar en serios problemas si no se tratan a tiempo.

Las varices graves, o tronculares, son aquellas que tienen un diámetro de hasta 5 milímetros o más. Las mismas afectan en la circulación a las ramificaciones principales, por ello, es importante que sean tratadas.

Compártelo en tu red social: