Tratamiento para la intoxicación por etilenglicol o metanol

Tratamiento para la intoxicación por etilenglicol o metanol

Si necesitas conocer más datos sobre el tratamiento para la intoxicación por etilenglicol o metanol sigue leyendo porque en este artículo te explicamos los puntos más destacados a la hora de tratar este tipo de intoxicaciones. Descubre los mejores tratamientos como el Fomepizol y aprende mucho más sobre salud gracias a nuestros mejores expertos.

Tratamiento para la intoxicación por etilenglicol o metanol

El metanol es el alcohol de la madera o el alcohol de quemar. Se trata de un agente químico realmente tóxico con diferentes usos industriales. El metanol se puede encontrar presente en los anticongelantes, en los productos de limpieza, en los barnices y en todo tipo de pintura. Aunque en España no existen muchos casos, este tipo de accidentes pueden suceder tanto de forma totalmente accidental al usar este tipo de sustancias como también de forma voluntaria si la persona tiene voluntad de dañarse a sí misma.

Asimismo, a lo largo de la historia han existido muchísimas epidemias debidas al consumo de metanol, ya que esta sustancia se usaba en muchas destilerías ilegales a modo de alternativa económica al etanol. Aunque se trata de un tipo de intoxicaciones muy poco frecuentes (cada vez menos), sin duda cabe reseñar que la tasa de muertes debidas a este tipo de intoxicación es alta ya que, aún aplicando tratamientos, entre un 25 y un 50 por ciento de las personas que han sufrido este tipo de intoxicaciones han perdido la vida. Asimismo, cabe también reseñar que para los casos que no han supuesto una muerte por intoxicación las secuelas tanto visuales como neurológicas han sido realmente altas.

Para diagnosticar este tipo de intoxicaciones se debe acudir siempre a una clínica y se analizaran los diferentes datos en el laboratorio para ver la gravedad de la intoxicación. El principal criterio clínico usado es la ceguera. Asimismo, lo grave que es la intoxicación también se mide por la insuficiencia renal y por cómo afecta esta sustancia al sistema nervioso central. Lo mismo sucede con las intoxicaciones por etilenglicol, que también pueden ser mortales para un gran número de las personas afectadas.

Para tratar las intoxicaciones por etilenglicol y metanol cabe reseñar sin duda el Tratamiento con fomepizol, el que se ha demostrado que en la actualidad es uno de los mejores antídotos y tratamientos más eficientes para tratar este tipo de intoxicaciones ya que consigue inhibir la enzima alcohol-deshidrogenasa. Se trata de un antídoto que se ha demostrado que funciona mucho mejor que el etanol ya que logra bloquear de forma eficiente esta enzima y su actividad en el hígado.

Normalmente el Fomepizol lo encontramos en inyecciones de unos 5mg/ml o en ampollas de 20 mililitros. Administrando el Fomepizol se busca conseguir buenas concentraciones plasmáticas. A la hora de usar Fomepizol para tratar este tipo de intoxicación los profesionales médicos o los farmacéuticos deben ser siempre los encargados de ajustar la dosis a cada patología y seleccionar también la frecuencia con que se debe administrar cada dosis. 

Se debe tener en cuenta que después de aplicar este tratamiento también se puede sentir algo de sueño o de mareo con lo que habrá que tener cuidado a la hora de conducir y de usar máquinas hasta el final del tratamiento o hasta que los efectos pasen porque con este medicamento será complicado mantenerse en un estado de alerta.

Estos antídotos o tratamientos para la intoxicación por etilenglicol o metanol no están disponibles en el mercado para la venta al público ya que siempre deben administrarlos los profesionales médicos. Por último reseñar que el tratamiento con Fomepizol está contraindicado para las personas que han tenido reacciones graves a este medicamento o a otros tipos de Pirazoles.

Compártelo en tu red social: